miércoles, 23 de mayo de 2007

Reflexiones de un votante

Por Pedro María de Echanove Pasquín

Por si a alguien le sirve de ayuda:

Por qué mi conciencia me impide votar a PSOE, PP, IU y demás partidos favorables al aborto y a la manipulación de embriones

No puedo apoyar con mi voto a un proyecto político a favor del aborto. Del mismo modo que no podría apoyar a un partido que tolerara el asesinato de judíos en aras de cualquier bien que pudiera acarrear esto. Tampoco podría apoyar a un partido que tolerara la esclavitud por motivos raciales o de cualquier otro tipo, a pesar de las evidentes ventajas que podría traer esto (para los amos, claro está). Por esto no puedo apoyar con mi voto a partidos que toleran el asesinato de seres humanos indefensos. (Para los que dudan que el aborto es el asesinato de un ser humano, una imagen (bebé de 10 semanas o bebé de 22 semanas) vale más que mil palabras. Sí, aunque no lo creas, esto ocurre aquí, en España, todos los días).

Dudas

1. Pero... el PP no es un partido favorable al aborto ¿no?

- El 7 de febrero de 2000 es aprobado el uso y comercialización de la píldora abortiva RU-486 con el apoyo del PP.

- El 24 de marzo de 2000 es aprobada también la píldora abortiva del día después (con gobierno en mayoría absoluta del PP).

- La comunidad de Madrid, cuya máxima responsable es Esperanza Aguirre, tiene conciertos con clínicas privadas abortistas, haciendo cómplices a los madrileños del asesinato de seres humanos inocentes.

- Ruiz-Gallardón promovió y consiguió el reparto gratuito de la píldora abortiva del día después poniendo a las adolescentes madrileñas como principal objetivo.

- En el año 2003, con mayoría absoluta, el PP aprobó una ley que permite la investigación y experimentación con seres humanos en fase embrionaria: «Hemos sido nosotros, el Partido Popular, los que hemos abierto esta puerta para investigar en nuestro país con células madre embrionarias», Sra. Roldós Caballero, ponente del PP (Diario Congreso de los Diputados, 16 de febrero de 2006, núm. 151, pág. 7574). El Dr. Mengele estaría orgulloso.

- Durante los años de gobierno del PP, no sólo no se estancó el número de abortos en España, sino que comenzó a aumentar a un ritmo mayor:

• Con gobierno del PSOE entre 1991 y 1996, se pasó de 41.910 abortos anuales a 51.002: un incremento del 22% en 5 años;
• Con gobierno del PP entre 1996 y 2001, se pasó de 51.002 abortos a 69.857: un incremento del 37% en 5 años.

Qué explicación tiene esto, no tengo ni idea. Pero el hecho es que la gráfica del aborto comenzó a tener una pendiente mayor cuando comenzó a gobernar el PP.

2. Entonces, ¿a quién puedo votar?

Existen varios proyectos políticos que defienden la vida en todas sus fases. Que yo sepa: AES, CTC, Familia y Vida, Tercio Católico de Acción Política, Partido Social Europeo... y seguro que hay más.

3. Ya, ya, pero esos partidos no pueden ganar y prefiero elegir el mal menor

Pues yo prefiero elegir el bien posible. En cualquier caso llamar “mal menor” al asesinato de millares de seres humanos suena, cuando menos, raro. Todas las estadísticas demuestran que los gobiernos del PP no han parado, ni siquiera ralentizado, la escalada del aborto en España. De hecho las dos comunidades autónomas con mayor tasa de abortos por cada mil mujeres son las Islas Baleares y Madrid, ambas gobernadas por el PP. Claro que siempre podemos seguir engañándonos... «cuando tengan mayoría absoluta empezarán a cambiar las cosas» ... y ese tipo de cosas. Lo que es evidente es que no hay mal menor en el asunto del aborto, ya que se mata por lo menos a tantos niños (por no decir que a más) con gobiernos del PP que con gobiernos del PSOE.

Para los que seáis católicos (y para los que no también, qué coño, es un texto estupendo) os paso algunas pinceladas de la encíclica Evangelium Vitae de Juan Pablo II, aunque os recomiendo que la leáis entera, pues no tiene desperdicio:

«... con la autoridad conferida por Cristo a Pedro y a sus Sucesores, en comunión con los Obispos de la Iglesia católica, confirmo que la eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente es siempre gravemente inmoral...». Encíclica Evangelium Vitae 57.

«... En el caso pues de una ley intrínsecamente injusta, como es la que admite el aborto o la eutanasia, nunca es lícito someterse a ella, “ni participar en una campaña de opinión a favor de una ley semejante, ni darle el sufragio del propio voto”...». Encíclica Evangelium Vitae 73.

«... Para iluminar esta difícil cuestión moral es necesario tener en cuenta los principios generales sobre la cooperación en acciones moralmente malas. Los cristianos, como todos los hombres de buena voluntad, están llamados, por un grave deber de conciencia, a no prestar su colaboración formal a aquellas prácticas que, aun permitidas por la legislación civil, se oponen a la Ley de Dios. En efecto, desde el punto de vista moral, nunca es lícito cooperar formalmente en el mal...». Encíclica Evangelium Vitae 74.

«... Los preceptos morales negativos, es decir, los que declaran moralmente inaceptable la elección de una determinada acción, tienen un valor absoluto para la libertad humana: obligan siempre y en toda circunstancia, sin excepción. Indican que la elección de determinados comportamientos es radicalmente incompatible con el amor a Dios y la dignidad de la persona, creada a su imagen. Por eso, esta elección no puede justificarse por la bondad de ninguna intención o consecuencia...». Encíclica Evangelium Vitae 75.

«... Por tanto, lo que todos debemos asegurar a nuestro prójimo es un servicio de amor, para que siempre se defienda y promueva su vida, especialmente cuando es más débil o está amenazada. Es una exigencia no sólo personal sino también social, que todos debemos cultivar, poniendo el respeto incondicional de la vida humana como fundamento de una sociedad renovada...». Encíclica Evangelium Vitae 77.

P. D.: Mi intención es simplemente compartir unas reflexiones que a mí me han ayudado a votar en conciencia por si a alguien le pueden venir bien.