lunes, 1 de octubre de 2007

Ángel Custodio de España (1 de Octubre)


Santos Ángeles Custodios de Pueblos o Naciones

Los grandes teólogos de la Iglesia Católica han sostenido, como presentada en la Sagrada Escritura, la doctrina de que la Divina Providencia ha encomendado a un Ángel, la custodia y protección de cada pueblo o nación. Estas son palabras de Mons. Leopoldo Eijo Garay, Obispo de Tuy, «Novena al Santo Ángel Custodio de España» (Madrid, 1917):

«Comentando sobre el capítulo décimo de la profecía de Daniel los Padres y escritores católicos toman ocasión de aquellas palabras “el Príncipe del Reino de los Persas, el Príncipe de los Griegos y el Príncipe de los Judíos” para exponer la común doctrina de que la Divina Providencia ha encomendado a la custodia y protección de un Ángel cada uno de los pueblos o naciones.

“Que cada Nación tiene su propio Ángel Custodio lo afirma la Escritura” dice Teodoreto. “Unos Ángeles están al frente de las naciones, otros acompañan a cada uno de los fieles” afirma San Basilio.

Además de la contemplación de Dios que los beatifica, los buenos ángeles están ocupados en la guarda de la Iglesia, de las naciones y de los individuos; cada pueblo tiene su Ángel al frente, dicen San Gregorio, Casiano y San Isidoro.

San Cirilo se hace eco autorizado de la general creencia de que cada Reino tiene un ángel particularmente encargado de guiarle.

San Gregorio Nacianceno, el Niseno, San Juan Crisóstomo enseñan que a cada Nación ha sido dado un Ángel Guardián que la protege e inspira santos pensamientos a los que guía.

San Jerónimo, San Hilario y San Ambrosio describen al ángel de cada Reino intercediendo por sus hijos y cubriéndoles con su protección.

San Juan Damasceno dice de ellos: “Mensajeros y ministros de Dios ejecutan su voluntad, se muestran a veces a los hombres, están destinados para guardianes de ciertas regiones de la tierra, de ciertas naciones; se ocupan de nuestros intereses y nos prestan auxilio”».

S.S. el Papa Juan Pablo II enseña de los Ángeles en su Audiencia General de 30 de julio de 1986:

«Siguiendo el libro de Daniel, se puede afirmar que las funciones de los ángeles como embajadores del Dios vivo se extienden no sólo a cada uno de los hombres y a aquellos que tienen funciones especiales, sino también a enteras naciones (Dan 10, 13-21)». Juan Pablo II, Audiencia General, 2.

La devoción y la fiesta del Santo Ángel Custodio de España

Sobre esta devoción escribió Mons. Eijo Garay en 1917, cuando era Obispo de Tuy:

«No se trata de una devoción de origen privado, que pueda parecer a unos o a otros más o menos acertada; se trata de una devoción aprobada por la suprema autoridad de la Iglesia, litúrgica y oficial. La Santa Sede Romana, accediendo a los piadosos deseos del Rey D. Fernando VII, concedió a España que el día 1º de Octubre de cada año se tuviere la fiesta del Santo Ángel Custodio de este Reino, con oficio propio, para darle gracias por la asistencia con que nos favorece, por haber puesto fin al cautiverio del Rey y a tantas calamidades como acaba de pasar España y para impetrar su auxilio y protección en los tiempos venideros».

El Papa León XII (1823-1829) concedió la fiesta del Ángel Custodio del Reino de España a petición del Rey Fernando VII; se celebra el día 1 de Octubre.

Oración al Santo Ángel Custodio de España

Ángel de España, tan olvidado y ultrajado, a ti acudimos en estas horas cruciales, bendice a nuestra Nación e implora a Dios para que guarde a España de tanto castigo y de las guerras. Por tu intercesión pedimos perdón al Padre Eterno y ayuda para que España vuelva a ser mariana y que nos dé la paz de Dios. Amén.

Pater, Ave y Gloria.

Ángel Custodio de España

Parroquia de San José: Iglesia barroca del siglo XVII. Dirección: Calle Alcalá, 43. CP. 28014. Madrid (Metro «Banco de España»). Teléfono: 915 226 784. Destacan la capilla de Santa Teresa, a la izquierda del crucero; y la imagen del Santo Ángel Custodio de España: el Ángel sostiene con las manos la Espada, el Escudo y la Corona real. En la parte de arriba del Altar e imagen del Ángel, hay dos leones que sostienen una Corona real.

Detalle de la parte lateral izquierda del Altar, con 11 escudos. En la madera del Altar, encima de los escudos, está tallada la Flor de Lis de la Casa de Borbón, a la que pertenecía el Rey Fernando VII.

Detalle de la parte frontal del Altar, con 27 escudos.

Detalle de la parte lateral derecha del Altar, con 11 escudos.