viernes, 21 de septiembre de 2007

Banco Santander Central Hispano y Caixa Galicia colaboran con centros que promueven el aborto

Fuente: HazteOir.org

La Federación de Planificación Familiar Española (FPFE), según consta en su memoria de 2002, es subvencionada por clínicas abortistas españolas, así como por el BSCH, la Caixa de Galicia y los laboratorios que comercializan la píldora del día después, entre otros. Solicita a estas entidades que dejen de subvencionar a la FPFE, que promueve activamente el aborto y aboga por su ampliación. FPFE pertenece a la IPPF (International Planned Parenthood Federation), la principal entidad privada promotora del aborto a nivel mundial. Última hora: Según informa Hispanidad, BSCH ha exigido a FPFE que retire de su memoria su logotipo y cualquier mención a esta entidad bancaria. Asimismo, niega haber financiado a FPFE, que incluyó su nombre en las memorias de 2002 y 2003 sin la autorización de BSCH.

Guillermo González Antón, presidente de la FPFE, no contestó en Radio Voz Galicia el día 28/05 a la pregunta de si informaban a las mujeres sobre los riesgos del aborto con arreglo a la ley sobre consentimiento informado (L 41/2002) y declaró que ellos no evaluaban los supuestos legales, pues ello incumbiría a los centros acreditados. En su web además ofrecen información falsa sobre el aborto provocado. En defensa del derecho de la mujer a recibir una información veraz, pide que la FPFE deje de ser subvencionada por estas empresas y entidades.

Los centros de la FPFE asesoran sobre educación sexual, anticoncepción y aborto . El día 28/05 su Presidente declaró en Radio Voz Galicia que son las clínicas abortistas las encargadas de informar sobre los riesgos y consecuencias del aborto y sobre la concurrencia de los requisitos legales para practicar el aborto. No obstante, en la web de FPFE se señala que ante un embarazo no deseado los centros de la FPFE han de ofrecer esa información: “La medida fundamental es acudir cuanto antes en demanda de asesoramiento a un centro de salud, un centro de planificación familiar, o centros de información de los derechos de la mujer. Estos servicios deben informar acerca de la posibilidad de aplicación de la ley en cada caso, de las consecuencias médicas, psicológicas y sociales de la interrupción del embarazo, y asesorar sobre los centros donde se puede acudir y de los trámites a realizar”.

González Antón, médico con máster en sexualidad humana, señaló en esa misma intervención radiofónica que el aborto era un acto médico y debía ser mucho más libre aún, con un completo control de la mujer sobre el aborto. Ello contradice claramente lo que señala la Organización Médica Colegial: el aborto NO ES UN ACTO MÉDICO (Declaración de la OMC de 1983). Asimismo, González Antón cuestionó el derecho de objeción de conciencia médico.

Bajo estas opiniones sesgadas subyace, en realidad, un interés económico, según las investigaciones realizadas por la Asociación de Víctimas del Aborto y HazteOir.org.

En la página 21 de la memoria de 2002 de la FPFE se citan las ayudas que reciben. Entre las entidades privadas aparecen las siguientes:

• Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI) (asociación de clínicas abortistas)
• Caixa de Galicia
• Clínicas Dator, Isadora, Tutor Médica, Mediterránea (clínicas abortistas)
• Laboratorios: Wyeth-Farma, Organon, Alcalá Farma y Schering (Estos dos últimos son los que han comercializado en España la Píldora del Día Después que puede ser abortiva en numerosos casos).

Puedes encontrar aquí una lista completa de las entidades que colaboran con FPFE.

En la página 31 de la memoria de 2003 de FPFE, publicada el 1 de junio de 2004, se incluyen asimismo como entidades colaboradoras de FPFE a Caja Duero, el Colegio Oficial de Psicólogos y Médicos Mundi Andalucía.

Los centros de la FPFE remiten clientas a las mismas clínicas de las que perciben subvenciones. Asimismo, recetan píldoras del día después comercializadas por los laboratorios subvencionadores Alcalá Farma y Schering. Ello podría infringir el artículo 40 del Código Deontológico Médico, que prohíbe “la derivación de pacientes con fines lucrativos entre instituciones y centros”. Así se entiende que la FPFE se dedique a recetar y vender píldoras del día después y a remitir a chicas hacia los principales centros abortistas de España, sin facilitar ninguna información sobre los riesgos físico-psíquicos del aborto.

FPFE recibe asimismo cuantiosas subvenciones públicas. Por el contrario, son prácticamente nulos los fondos destinados por las Administraciones públicas a las entidades dedicadas a ayudar a las mujeres embarazadas para llevar a término su embarazo.

Es probable que la FEPF vulnere el principio constitucional del derecho de la mujer a recibir información veraz (artículo 20) así como la Ley 41/2002 sobre las características del consentimiento informado y los derechos del paciente y la Ley General de Sanidad (L. 14/1986), pues en su web figura información errónea:

“La interrupción de un embarazo antes de las doce semanas tiene menos complicaciones y riesgos para la salud de las mujeres que un parto”, lo cual es absolutamente falso, según han demostrado numerosos estudios médicos.

Envía esta carta modelo a la Comisión Deontológica de la OMC, a la Junta Directiva de la FPFE, al BSCH, a la Caixa de Galicia, a estos cuatro laboratorios farmacéuticos, al Ministerio de Sanidad y a los responsables europeos subvencionadores. Dejaremos de ser clientes de estos bancos y de consumir sus productos si no retiran la financiación a estos centros mediatizados y pro-aborto de España.