sábado, 5 de enero de 2008

El apostolado de la buena doctrina


El pasado 13 noviembre 2007, se presentó en Madrid en el salón de grados de la Universidad CEU San Pablo, el nuevo libro de don José Antonio Ullate:

«El secreto masónico desvelado» [Fuente: Libros Libres]

ISBN: 123654. Autor: José A. Ullate. Precio: 20.00

Frente a la creciente marea de libros sobre la masonería llenos de datos –muchas veces contradictorios– y cargados de tópicos, José Antonio Ullate publica «El secreto masónico desvelado» que pretende, alejado de conclusiones precipitadas, ofrecer al lector respuestas claras sobre qué es realmente la masonería, qué pretende, cuál es su origen y qué valor tienen sus secretos y rituales. Buscando más allá de los mitos, LIBROSLIBRES presenta una obra que es el fruto de la investigación de críticas y alabanzas a una de las sociedades secretas más controvertidas de la historia.

Es un honor para Núcleo de la Lealtad reeditar a continuación una entrevista a tan eximio autor y dos reseñas del excelente libro:


José Antonio Ullate: «La masonería está en franca decadencia, pero no su doctrina» [Fuente: Libros Libres]

«El secreto masónico desvelado» llega por fin a las librerías para explicar qué es la masonería, dejando a un lado mitos y tópicos. José Antonio Ullate ha investigado las críticas y alabanzas que esta sociedad oculta ha recibido a lo largo del tiempo, para presentar en «El secreto masónico desvelado» el resultado: un análisis en profundidad que explica cuáles son los principios de la masonería.

¿Pero, no estaba ya todo dicho sobre la masonería?

La misma abundancia de títulos dedicados a temas relacionados con la masonería demuestra que estamos lejos de haberlo dicho todo sobre esta institución. Además, y lo que es más importante, de la masonería se habla mucho, pero con poca claridad. Muchas personas sabrían asociar la masonería con algunos episodios históricos, algunas otras serían capaces de citar los nombres de algunos supuestos masones históricos, pero ¿cuántas podrían decir qué es la masonería?

¿Es lo que resuelve «El Secreto masónico desvelado»?

Exacto. Hay muchos libros que tocan el tema de la masonería, pero casi todos están centrados en la organización masónica y muy pocos –ninguno disponible para el público en lengua española–, se dedican a profundizar en los principios de la masonería. Es decir, a responder a la pregunta que se hace la mayoría de los lectores: «¿Pero qué es la masonería? ¿Qué tipo de ideología hay detrás de la masonería?».

¿Tiene hoy la masonería una gran influencia en nuestra sociedad?

Si nos referimos a la masonería “organización” –las diferentes organizaciones masónicas– creo que hoy su influencia social no es muy grande, e incluso hay que decir que está en franca decadencia, no sólo en España, sino en todo el mundo. En cambio, si nos fijamos en los principios intelectuales de la masonería, es decir, en la masonería “doctrina”, no hay duda alguna de que la masonería no sólo tiene una gran influencia social, sino que sus principios han adquirido una difusión casi universal. Todos nosotros estamos influidos por las doctrinas de la masonería: por el naturalismo filosófico y el laicismo político. Cuando la masonería ha conseguido extender sus principios por todo el mundo, paradójicamente, o no tanto, las organizaciones masónicas han comenzado a perder vitalidad.

¿Qué piensa usted de las teorías de la conspiración?

Las teorías de la conspiración están más difundidas de lo que pensamos. En el caso de la masonería son el resultado del secretismo con el que actúan estas organizaciones y de la decadencia del pensamiento crítico, racional. Pensar que hay grupos que lo controlan todo es una falsa reacción de defensa, porque está basada en una información insuficiente y conduce a una pasividad, a no hacer nada, “porque las cosas no van a cambiar”. En el caso de la masonería muchas personas han creído y aún creen que la masonería tiene un poder casi ilimitado para controlar los resortes del poder. Como diría Belloc (Hilaire), es poco inteligente negar que existen conspiraciones, pero es una locura atribuirles un poder exagerado. Por otra parte, la “conspiración” no es un factor privativo de la masonería ni de ninguna organización secreta. Aunque ha adquirido un matiz peyorativo, “conspirar” quiere decir ponerse de acuerdo con otras personas para lograr algo. La sociedad debería ser una vasta conspiración para lograr el bien común.

Habitualmente se afirma que hay una masonería visible y otra invisible, formada por los “superiores desconocidos”, cuya identidad es ignorada por los mismos masones y que coordinan la acción de los masones, ¿es eso cierto?

Los “superiores desconocidos” no existen, o al menos no tenemos ningún indicio para pensar que existan. Sin embargo, es cierto que éste ha sido uno de los temas favoritos de lo que llamo la “antimasonería irracional”. Resulta demasiado cómodo pensar que en algún lugar secreto un pequeño grupo de hombres dirige los destinos del mundo, pero nadie ha podido demostrar nunca su existencia. Los distintos masones del mundo no trabajan coordinadamente y en muchas ocasiones se enfrentan entre sí y el único vínculo real entre ellos es el constituido por los principios fundamentales de la masonería, de los que hablo en «El Secreto masónico desvelado». Ahí radica la esencial unidad de acción de todos los masones, y no en un mando único y oculto.

¿Es posible ser católico y masón a la vez?

Es imposible. En el libro me dedico a explicar con detalle algunos de los elementos doctrinales esenciales de toda masonería. Todos esos principios entran en frontal confrontación con la doctrina de Jesucristo. Como dijo el Papa León XIII, la masonería y la Iglesia son dos realidades tan incompatibles que entrar en una de ellas es salir de la otra, automáticamente.

Pero muchos masones afirman que sí es posible conciliar la pertenencia a ambas instituciones…

Sí, pero si se les pregunta se ven obligados a admitir que son compatibles con una forma “no dogmática” de catolicismo, lo cual no es más que un juego de palabras: son compatibles con un catolicismo que no se tome en serio la fe. En este sentido, muchos Grandes Maestros de la masonería han tenido que admitir que en muchas ocasiones los masones tienen muy poco conocimiento de las exigencias doctrinales de la masonería, lo que en algún caso puede conducir a que una persona, por ignorancia, crea posible ser masón y católico a la vez, pero en sí mismo son doctrinas que se repugnan mutuamente.

En pocas palabras, ¿por qué recomendaría usted la lectura de «El Secreto masónico desvelado»?

Porque el lector interesado en comprender cuál es la esencia de la masonería tiene a su disposición una explicación detallada de los ingredientes intelectuales de esa institución, de su origen, su historia y de sus relaciones reales con la fe católica. Es decir, en este libro encontrará respuestas a preguntas que se formulan en otros libros sobre el tema y que hablan de las bondades o de las villanías de los masones, pero siempre se dejan en el tintero una explicación razonable y convincente de qué es la masonería. Además, en este trabajo se encuentran muchas claves de la difusión del pensamiento masónico fuera de los confines de la logia. El lector no sólo se informará sobre la masonería, sino que –lo que es mucho más importante–, se hará con elementos suficientes para formarse su propio juicio sobre la masonería, basado en realidades y no en conjeturas.

A. U.

El verdadero secreto interior de la masonería, al descubierto [Fuente: El Semanal Digital. Autor: Carmelo López-Arias]

La literatura a favor pregona sus humanitarios principios, la literatura en contra, la historia de sus conspiraciones, y ambas intentan explicar sus rituales. Pero faltaba algo por contar.

De José Antonio Ullate leímos y reseñamos en su día «La verdad sobre el Código da Vinci» (también en LibrosLibres), sin ahorrar elogios porque al mismo tiempo que el texto ponía de manifiesto los errores e incoherencias del best seller de Dan Brown, iba completando un breve y moderno tratado de apologética de los que hay muy, muy pocos de similar valor en el mercado.

«El secreto masónico desvelado» es su segundo libro, y el título no exagera. Realmente Ullate nos cuenta algo que la literatura en torno a esta organización, favorable o contraria, apenas aborda, o lo hace sin rigor: la esencia de su doctrina, esto es, aquello para lo cual existe, lo que le da vida y sentido, y el fin al cual sirven sus miembros, a veces sin saberlo.

Prescindiendo de lo accesorio...

Es obvio que, al rodearse de secreto y misterio y dificultar el acceso a muchas fuentes directas, el morbo sobre la masonería se cifra en torno a sus rituales y en torno a sus conspiraciones (que haberlas, haylas, aunque no alcancen el poder y la extensión que, casi cual si sus miembros fueran superhombres, se les atribuyen). En contrapartida, cuando los masones hablan de sí mismos agotan los conceptos con mayúscula a los que se consagran: Humanidad, Solidaridad, Libertad, Paz, Igualdad, etc.

Esos tres ítem (maquinaciones, ritos, propaganda) agotan casi el total de la bibliografía masónica. Faltaba, sin embargo, una obra que con rigor estudiase cuál es el sustrato doctrinal preciso de la masonería, cómo se ha formado y evolucionado en el tiempo, y si está presente en nuestros días incluso al margen de tenidas y mandiles. Es lo que ha conseguido Ullate con la misma virtud que en su libro anterior: un poderoso ejercicio de raciocinio para explicar lo que los masones no explican. Por eso estamos realmente ante un secreto desvelado: ni siquiera muchos de sus miembros han llegado nunca a identificarlo con la concreción y claridad que aquí se nos brindan.

Y como prueba de objetividad, el autor, que comienza declarando su condición de católico y la incompatibilidad entre la Iglesia y la masonería, engancha al lector con la apasionante historia de Leo Taxil, el embaucador anticlerical que en el siglo XIX fingió su conversión para ridiculizar la predicación antimasónica a base de exagerarla. Ullate hace exactamente lo contrario: deja hablar a los masones a partir de su bibliografía pública –haciendo uso también de otras obras fiables de estudiosos de la organización desde fuera de ella–, para intentar esclarecer los grandes interrogantes sobre sus ideas.

¿Creen en Dios? ¿Quién o qué es el G.A.D.U. (Gran Arquitecto del Universo) que preside sus reuniones? ¿Es la masonería una religión? ¿Existe una ética común a todos los miembros? ¿Cómo se manifiestan esos principios a través de la historia moderna, y en sus ritos más misteriosos?

¿Qué es entonces la masonería?

La tesis principal del autor es que, más allá de sus distintas obediencias, en la masonería hay unos principios comunes. La vieja distinción entre masonería regular o irregular, y las disquisiciones sobre si es obligatorio o no para un masón creer en el G.A.D.U., son sólo aparentes, para empezar porque el G.A.D.U. no responde a ningún concepto unívoco o preciso.

Es, explica Ullate, la coartada que permite a la masonería presentarse como compatible con todas las religiones, cuando lo cierto es que esa compatibilidad consiste en la adaptación de cualquier religión a la perspectiva masónica. Muchos cristianos que pertenecen a las logias, explica el autor, no son conscientes de que para ser admitidos, y –más importante aún– para sentirse masones, han tenido que renunciar a la sobrenaturalidad de su propia religión. Lo que la masonería repudia bajo la palabra fanatismo no es lo que se entiende por fanatismo en lenguaje coloquial: es, simplemente, la fe real en un Redentor.

Y ello porque su raíz filosófica –concluye Ullate en el capítulo que cierra la primera parte del libro– es el naturalismo, ya sea deísta o panteísta, que en la práctica vienen a ser indiscernibles.

La gran aportación de esta obra no es esta conclusión en sí misma –pues, por ejemplo, los textos pontificios que condenaron la masonería, desde el primero en 1738 hasta nuestros días, ya señalaban dicho carácter– sino la luminosidad de la exposición, su ordenada vinculación a las fuentes masónicas, el esfuerzo por buscar en ellas lo común y lo sustancial, y la aristotélica hilvanación de los argumentos.

La masonería en la historia

Tras esa primera parte más teórica, en «El secreto masónico desvelado» nos encontramos una segunda que cuenta cómo los principios masónicos han arraigado y evolucionado en la historia. Aclara sus orígenes, que materialmente son las hermandades británicas medievales de albañiles, pero que formalmente pueden fijarse en el momento en el que dichas hermandades abrazan el indiferentismo religioso.

Hay una prehistoria en la que figuran desde Pico de la Mirandola a los rosacruces, y una influencia determinante, la de la tradición esotérica del judaísmo, o Cábala, bien presente en sus rituales. Todo ello está presente en las condenas de la Iglesia, y Ullate analiza cómo y por qué se formularon, sobre todo en el siglo XIX, momento álgido del enfrentamiento entre catolicismo y masonería. Y estudia algún caso histórico célebre, como el del cardenal Mariano Rampolla del Tindaro, secretario de Estado de León XIII, que estuvo a punto de ser Papa y de quien se ha dicho hasta la saciedad que era masón, pero... ¿con qué fundamento? Aquí salimos de dudas al respecto.

Por último, el autor nos lleva a analizar la presencia de algunos principios masónicos en la que denomina “la ideología del mundo de hoy” (al final, concluye, la elección es la de siempre: o naturalismo o vida sobrenatural) y encabeza una serie de apéndices con el estudio sobre Mozart y la masonería, y la reivindicación de su música como cristiana, en una contradicción que el autor resuelve.

Está bien, pues, leer obras sobre quién es masón y quién no, o sobre el sentido de las palabras y gestos de sus ritos y su arquitectura. Pero todo está supeditado a entender bien de qué tipo de organización hablamos, en qué cree y a qué principios sirve de verdad, y para ello este volumen se nos antoja irreemplazable.

«El secreto masónico desvelado» [Fuente: Libros para leer]

«El secreto masónico desvelado», es una obra ambiciosa. Pretende, nada menos, que abordar, de forma comprensible, los entresijos de algo tan complejo, poco conocido y tergiversado históricamente como la masonería. Y no quiere caer en la tentación –y no cae– de enfrentarse a las manifestaciones exteriores de la Institución: no es su intención abordar tal o cual personaje pretendidamente masón, ni dar cabida a teorías de conspiraciones planetarias actualmente tan en boga, ni explicar o desbrozar sus rituales más intrigantes. Su intención es mucho más sencilla y sin duda más esencial: abordar los mismos fundamentos de las ideas masónicas, su doctrina. Y lo primero que cabe decir al respecto es que lo consigue con lealtad.

José Antonio Ullate Fabo (Pamplona, 1968) en una obra anterior («La verdad sobre el Código Da Vinci», Libros Libres), ya nos había dado buenas muestras de su transparencia. Ahora se enfrenta con honradez a la doctrina masónica desde su posición netamente opuesta. Católico devoto y declarado, nos advierte de sus creencias ya desde las primeras líneas del libro. Pero, contrariamente a lo que podría presuponerse desde posiciones prejuiciosas, la forma de abordar algo tan contrario a sus ideas es iluminadora. Siguiendo el método más adecuado para alcanzar el conocimiento sobre algo, cual es que el propio objeto del conocimiento hable de sí, movido por su gran amor por la verdad, Ullate da voz a la propia Masonería para explicarse. Son las numerosísimas referencias de los propios masones las que nos irán conduciendo y adentrándonos en su esencia, no siempre inmediata. Pausadamente, el autor desgrana sus argumentos a partir de lo que la masonería dice de sí misma sin que nos quede la sensación, más bien al contrario, de que se esconda o se hurte al lector alguna referencia esencial para comprenderla.

El naturalismo, el deísmo, el indiferentismo religioso de la masonería se colocan como pilares centrales de su filosofía y de su proyecto vital, si puede llamarse así. Y frente a ello, el autor nos presenta la posición clara e inmutable de la Iglesia que, desde la primera de sus manifestaciones y de forma unívoca e incontestable, expuso y expone con claridad la contradicción entre ambas. «A nosotros nos corresponde la elección».

El ensayo parece, además, conseguir algo que sospecho pudiera ser querido también por su autor y que se apunta en el último capítulo. Y es poner al lector frente a la constatación de hasta qué punto la sociedad moderna bebe, de forma más o menos consciente, de los principios que inspiran la masonería: «Al analizar los fundamentos intelectuales de la masonería, la persona en cuestión advierte que, en gran medida, son los mismos que dan forma al pensamiento de la mayoría de nuestros contemporáneos y, muy probablemente, también al suyo propio […] indiscutiblemente los principios de la masonería se han impuesto, integrándose en la vida cotidiana de la gran mayoría de los habitantes del mundo occidental». Estas advertencias finales deberían ser suficientes para animar a la lectura del libro y, sin duda, pueden servir de guía para constatar la originalidad del planteamiento.

El libro concluye con cinco apéndices de los cuales, quizás el que más sorprenda al lector sea el primero de ellos «Mozart, cristianismo y masonería». Es bien conocida la adscripción del genio salzburgués a la institución masónica, y resultaría pueril alabar aquí su indescriptible sensibilidad para componer piezas musicales de entre las más sublimes jamás escritas. Cómo se compaginan, o no, la pertenencia masónica del austriaco con sus misas, réquiem, vísperas… y, más aún, qué función tiene la música en la liturgia católica y su relación con la perspectiva mozartiana, es algo que les invito a no perderse.