jueves, 22 de noviembre de 2007

La doctrina no puede cambiar


La institución de la Eucaristía
Joos van Wassenhove, llamado Justo de Gante



CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

1385
Para responder a esta invitación, debemos prepararnos para este momento tan grande y santo. S. Pablo exhorta a un examen de conciencia: “Quien coma el pan o beba el cáliz del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada cual, y coma entonces del pan y beba del cáliz. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo” (1 Co 11,27-29). Quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar.

1415 El que quiere recibir a Cristo en la Comunión eucarística debe hallarse en estado de gracia. Si uno tiene conciencia de haber pecado mortalmente no debe acercarse a la Eucaristía sin haber recibido previamente la absolución en el sacramento de la Penitencia.

COMPENDIO DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

291. ¿Qué se requiere para recibir la sagrada Comunión?

Para recibir la sagrada Comunión se debe estar plenamente incorporado a la Iglesia Católica y hallarse en gracia de Dios, es decir sin conciencia de pecado mortal. Quien es consciente de haber cometido un pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar. Son también importantes el espíritu de recogimiento y de oración, la observancia del ayuno prescrito por la Iglesia y la actitud corporal (gestos, vestimenta), en señal de respeto a Cristo.


3 comentarios:

F. L. de la Rosa dijo...

Amigo Cruzado, ¿Y qué piensas de la "costumbre", no ya de comulgar de rodillas que es como debiera ser, sino de hacer proselitismo para no hacerlo?¿Y de los ministros extraordinarios que en realidad son habituales? Por cierto, yo hubiera puesto para recordar a más de uno, la obligatoriedad del uso de la bandeja, que parece cosa opcional, y no es así, según lo contenido en la instrucción Redemptionis Sacramentum: 93.] La bandeja para la Comunión de los fieles se debe mantener, para evitar el peligro de que caiga la hostia sagrada o algún fragmento (Cf. MISSALE ROMANUM, Institutio Generalis, n. 118.) ¿En cuántas iglesias se distribuye la Comunión con bandeja?
In Domino,
Fernando

+Miguel Vinuesa+ dijo...

Haré de abogado del diablo... Si jamás eso se puede aplicar a la Santa Madre Iglesia, diré que interpreto lo mismo en los tres textos, a pesar de los subrayados y todo.

Entiendo que la redacción cambia, pero esto no es un texto legal que se actualiza, se enmienda, se deroga o se reestablece: aquí lo que vale es el catecismo. El compendio, que lleva el visto bueno del Santo Padre, no es más que un "resumen".

Un abrazote, Nico, a ver si se te ve por S. Felipe Neri ;)

Cruzado Furioso dijo...

En lo que a mí respecta, los tres quieren decir lo mismo, claro.