lunes, 21 de enero de 2008

Miles universitarios y profesores se solidarizan con Papa

CIUDAD DEL VATICANO, 20 ENE 2008 (VIS 21.01.2008 – Año XVIII – Num. 14).

Después del rezo del Angelus, el Papa saludó a las 200.000 personas presentes, de modo especial a los numerosos universitarios y profesores que quisieron demostrarle su solidaridad al haber tenido que aplazar su visita a la Universidad “La Sapienza”, debido al clima negativo que se había creado.

Tras dar las gracias al cardenal Camillo Ruini, su vicario general para la diócesis de Roma, que había promovido este encuentro, el Santo Padre explicó que en un principio había acogido con mucho gusto la invitación para intervenir el jueves pasado en la inauguración del año académico de este ateneo romano. «Por desgracia, como es sabido –dijo–, el clima que se había creado hizo inoportuna mi presencia en la ceremonia» y recordó que de todos modos había enviado al rector el discurso que había preparado para la ocasión.

Benedicto XVI confesó que «al ambiente universitario, que durante muchos años ha sido mi mundo, me unen el amor por la búsqueda de la verdad, por el diálogo franco y respetuoso de las recíprocas posiciones».

«Todo esto –continuó– también forma parte de la misión de la Iglesia, comprometida en seguir fielmente a Jesús, Maestro de vida, de verdad y de amor. Como profesor, por decir así, emérito, que ha encontrado a tantos estudiantes en su vida, os aliento a todos, queridos universitarios, a respetar siempre las opiniones de los demás y a buscar, con espíritu libre y responsable, la verdad y el bien».

Dirigiéndose posteriormente a los responsables, dirigentes, profesores, padres y alumnos de las escuelas católicas, con ocasión de la Jornada de la escuela católica, que la diócesis de Roma celebra hoy, el Santo Padre subrayó que «la escuela católica tiene una misión importante en la educación en la fe de los niños y de los jóvenes». En este contexto, animó a «continuar en este trabajo, que pone en el centro el Evangelio, con un proyecto educativo que tiende a la formación integral de la persona humana. A pesar de las dificultades –añadió–, seguid con valentía y confianza en vuestra misión, cultivando una constante pasión educativa y un generoso compromiso al servicio de las nuevas generaciones».

Antes de despedirse, el Papa –que fue interrumpido varias veces por los aplausos–, dijo de modo espontáneo: «Gracias a todos por esta manifestación de solidaridad. Feliz semana, y vayamos adelante en este espíritu de fraternidad y amor por la libertad y la verdad, en el compromiso común por una sociedad fraterna y tolerante».

ANG/UNIVERSIDAD/... VIS 080121 (400)