lunes, 11 de febrero de 2008

Uso tradicional del color en las vestiduras sagradas

La diversidad de colores en las vestiduras sagradas pretende expresar con más eficacia, aún exteriormente, tanto el carácter propio de los misterios de la fe que se celebran, como el sentido progresivo de la vida cristiana en el transcurso del año litúrgico.

a) El color blanco

Se emplea en los Oficios y en las Misas del Tiempo Pascual y de la Natividad del Señor; además, en las celebraciones del Señor, que no sean de su Pasión, de la bienaventurada Virgen María, de los Santos Ángeles, de los Santos que no fueron Mártires,

en la solemnidad de Todos los Santos (1º de noviembre),
en la fiesta de San Juan Bautista (24 de junio),
en las fiestas de San Juan Evangelista (27 de diciembre),
de la Cátedra de San Pedro (22 de febrero) y
de la Conversión de San Pablo (25 de enero).

b) El color rojo

Se usa el domingo de Pasión y el Viernes Santo, el domingo de Pentecostés, en las celebraciones de la Pasión del Señor, en las fiestas natalicias de Apóstoles y Evangelistas y en las celebraciones de los Santos Mártires.

c) El color verde

Se usa en los Oficios y en las Misas del Tiempo Ordinario.

d) El color morado

Se usa en los Tiempos de Adviento y de Cuaresma.

e) El color negro

Se usa en las Misas de difuntos.

f) El color rosado

Se usa en los domingos Gaudete (III de Adviento) y Laetere (IV de Cuaresma).