lunes, 24 de marzo de 2008

Comulgar por Pascua de Resurrección


La institución de la Eucaristía
Joos van Wassenhove, llamado Justo de Gante


Catecismo de la Iglesia Católica. Tercera Parte. La vida en Cristo. Primera Sección. La vocación del hombre: la vida en el espíritu. Capítulo Tercero. La salvación de Dios: La Ley y la Gracia. Artículo 3. La Iglesia, madre y educadora. II Los mandamientos de la Iglesia

Los mandamientos de la Iglesia

2041
Los mandamientos de la Iglesia se sitúan en la línea de una vida moral referida a la vida litúrgica y que se alimenta de ella. El carácter obligatorio de estas leyes positivas promulgadas por la autoridad eclesiástica tiene por fin garantizar a los fieles el mínimo indispensable en el espíritu de oración y en el esfuerzo moral, en el crecimiento del amor de Dios y del prójimo. Los mandamientos más generales de la Santa Madre Iglesia son cinco:

2042 [...] El tercer mandamiento (comulgar por Pascua de Resurrección) garantiza un mínimo en la recepción del Cuerpo y la Sangre del Señor en relación con el tiempo de Pascua, origen y centro de la liturgia cristiana (cf CIC can. 920; CCEO can. 708-881, 3).

Código de Derecho Canónico

Libro IV. De la función de santificar la Iglesia. Parte I. De los Sacramentos. Título III. De la Santísima Eucaristía (Cann. 897-958). Capítulo I. De la celebración eucarística. Art. 2. De la participación en la Santísima Eucaristía

920 § 1. Todo fiel, después de la primera comunión, está obligado a comulgar por lo menos una vez al año.
§ 2. Este precepto debe cumplirse durante el tiempo pascual, a no ser que por causa justa se cumpla en otro tiempo dentro del año.