domingo, 23 de marzo de 2008

¡Felices Pascuas!

¡Cristo ha resucitado!

(Santo Rosario, Primer Misterio Glorioso)

Cristo resucitó de entre los muertos.
Con Su muerte venció a la muerte.
A los muertos ha dado la vida.

(Liturgia bizantina, Tropario de Pascua)


«El primer día de la semana, muy de mañana, fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Pero encontraron que la piedra había sido retirada del sepulcro, y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. No sabían que pensar de esto, cuando se presentaron ante ellas dos hombres con vestidos resplandecientes. Ellas, despavoridas, miraban al suelo, y ellos les dijeron: “¿Por qué buscáis ente los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado”» (Lc 24, 1-6).

«“Si no resucitó Cristo, vana es nuestra predicación, vana también vuestra fe” (1Cor 15, 14). La Resurrección constituye ante todo la confirmación de todo lo que Cristo hizo y enseñó» (CIC, 651).

Catecismo de la Iglesia Católica

“Al tercer día resucitó de entre los muertos”: Catequesis sobre la Resurrección del Catecismo, 638-658 (vid. pulsando aquí)

Música para Pascua


Introitus: Resurrexi (Graduale Romanum)

Virum Schola Gregoriana Pontificii Instituti Musicæ Sacræ; Mons. Alberto Turco, direttore. Gennaro Becchimanzi, Francesco Ercolani, Igor Glushkov, Blazenko Juracic, Rafael Martínez Ramírez, Raimundo Pereira Martínez, Hubert Siekierka, Harry Singkoh, Djedje Thomas, Jan Velbacky. Durata: 4:05 - 5,754 Mb

Psalmus graduale: Confitemini Domino (Graduale Simplex)

Mulierum Schola Gregoriana Pontificii Instituti Musicæ Sacræ; Nino Albarosa, direttore. Letizia Butterin, Miriam Cicchitti (solista), Eun-Young Cho, Hi-Jung Jun, Yeon-Hee Kang, Mun-Joung Park, Hye-Jung Son, Masako Toeda. Durata: 1:46 - 1,456 Mb

Alleluia: V. Pascha nostrum (Graduale Romanum)

Mulierum Schola Gregoriana Pontificii Instituti Musicæ Sacræ; Nino Albarosa, direttore. Letizia Butterin, Miriam Cicchitti, Eun-Young Cho, Hi-Jung Jun, Yeon-Hee Kang, Mun-Joung Park, Hye-Jung Son, Masako Toeda. Durata: 2:18 - 1,893 Mb

Offertorium: Francisco Guerrero (ca. 1528-1599), Mottetto Regina caeli

I Cantori del Pontificio Istituto di Musica Sacra; Walter Marzilli, direttore. Soprani: Eun-Young Cho, Mun-Joung Park; Alti: Radu Muresan, Raimundo Pereira; Tenori: Gennaro Becchimanzi, Igor Glushkov; Bassi: Ivan Andric, Blazenko Juracic. Durata: 5:08 - 4,807 Mb

Communio: Pascha nostrum (Graduale Romanum)

Virum Schola Gregoriana Pontificii Instituti Musicæ Sacræ; Mons. Alberto Turco, direttore. Gennaro Becchimanzi, Francesco Ercolani, Igor Glushkov, Blazenko Juracic, Rafael Martínez Ramírez, Raimundo Pereira Martínez, Hubert Siekierka, Harry Singkoh, Djedje Thomas, Jan Velbacky. Durata: 3:37 - 5,100 Mb

• Valentino Miserachs Grau: O filii et filiae.

Coro del Pontificio Istituto di Musica Sacra di Roma. Valentino Miserachs Grau, direttore. Soprani: Hi-Jung Jun, Eun-Young Cho; Alti: Eun Jeong, Miriam Cicchitti; Tenori: Rafael Martínez Ramírez, Pietro Bernardi; Bassi: Nikolay Bogacki, Thomas Djedje. Organista: Hye-Jung Son. Durata: 3:40 - 3,431 Mb

El “Regina caeli”

Durante el tiempo pascual, por disposición del Papa Benedicto XIV (20 de abril de 1742), en lugar del “Ángelus Domini” se recita la célebre antífona “Regina caeli”. Esta antífona, que se remonta probablemente al siglo X-XI, asocia de una manera feliz el misterio de la encarnación del Verbo (el Señor, a quien has merecido llevar) con el acontecimiento pascual (resucitó, según Su palabra), mientras que la “invitación a la alegría” (Alégrate) que la comunidad eclesial dirige a la Madre por la resurrección del Hijo, remite y depende de la “invitación a la alegría” (“Alégrate, llena de gracia”: Lc 1,28) que Gabriel dirigió a la humilde Sierva del Señor, llamada a ser la madre del Mesías salvador.

Regina caeli

Regina caeli, laetare, alleluia:
Quia quem meruisti portare, alleluia,
Resurrexit, sicut dixit, alleluia.
Ora pro nobis Deum, alleluia.
Gaude et laetare, virgo Maria, alleluia.
Quia surrexit Dominus vere, alleluia.

Oremus. Deus, qui per resurrectionem Filii tui Domini nostri Iesu Christi mundum laetificare dignatus es, praesta, quaesumus, ut per eius Genitricem Virginem Mariam perpetuae capiamus gaudia vitae. Per Christum Dominum nostrum. Amen.

Regina Caeli (en tiempo pascual)

Reina del cielo, alegraos, aleluya.
Porque Aquel que merecisteis llevar en vuestro seno, aleluya.
Ha resucitado, según lo predijo, aleluya.
Rogad a Dios por nosotros, aleluya.
Gozaos y alegraos, oh Virgen María, aleluya.
Porque ha resucitado verdaderamente el Señor, aleluya.

Oremos. Oh Dios, que os dignasteis alegrar al mundo con la resurrección de vuestro Hijo Jesucristo Nuestro Señor, os rogamos nos concedáis alcanzar, por intercesión de la Virgen María, los goces de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Como se ha sugerido para el “Ángelus”, será conveniente a veces solemnizar el Regina caeli, además de con el canto de la antífona, mediante la proclamación del evangelio de la Resurrección.

Dominica Resurrectionis

Duplex I classis cum Octava privilegiata I ordinis (Statio ad S. Mariam maiorem)

+ Sequéntia sancti Evangélii secúndum Marcum. (Marc. 16, 1-7)
R/ Gloria tibi Domine.

«In illo témpore: María Magdaléne, et María Iacóbi, et Salóme emérunt arómata, ut veniéntes úngerent Iesum. Et valde mane una sabbatórum, véniunt ad monuméntum, orto iam sole. Et dicébant ad ínvicem: Quis revólvet nobis lápidem ab óstio monuménti ? Et respiciéntes vidérunt revolútum lápidem. Erat quippe magnus valde. Et introëúntes in monuméntum vidérunt iúvenem sedéntem in dextris, coopértum stola cándida, et obstupuérunt. Qui dicit illis: Nolíte expavéscere: Iesum quaéritis Nazarénum, crucifíxum: surréxit, non est hic, ecce locus ubi posuérunt eum. Sed ite, dícite discípulis eius, et Petro, quia praecédit vos in Galilaéam: ibi eum vidébitis, sicut dixit vobis».

R. Laus tibi, Christe.

+ Continuación del Santo Evangelio según San Marcos. (Marc. 16, 1-7)
R. Gloria a Ti, Señor.

«Pasado el sábado, María Magdalena, María la de Santiago y Salomé compraron aromas para ir a embalsamarle. Y muy de madrugada, el primer día de la semana, a la salida del sol, van al sepulcro. Se decían unas otras: “¿Quién nos retirará la piedra de la puerta del sepulcro?”. Y levantando los ojos ven que la piedra estaba ya retirada; y eso que era muy grande. Y entrando en el sepulcro vieron a un joven sentado en el lado derecho, vestido con una túnica blanca, y se asustaron. Pero él les dice: “No os asustéis. Buscáis a Jesús de Nazaret, el Crucificado; ha resucitado, no está aquí. Ved el lugar donde le pusieron. Pero id a decir a sus discípulos y a Pedro que irá delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo”».

R. Alabanza a ti, Cristo.

Enchiridion indulgentiarum

«Partialis indulgentia conceditur christifideli qui primo diluculo, vel meridiano tempore, vel sub vesperam precationem Angelus Domini cum statutis versiculis et oratione, aut tempore paschali antiphonam Regina caeli item cum usitata oratione, pie recitaverit». Enchiridion indulgentiarum quarto editur (julio 1999), conc. 17 § 2, 2°.

Manual de Indulgencias

«Se concede indulgencia parcial al fiel cristiano que rece piadosamente las preces anteriores [El ángel del Señor, “Ángelus” (en el tiempo ordinario) y Reina del cielo (en el tiempo pascual)], de acuerdo con el tiempo litúrgico que corresponda». Manual de Indulgencias (1986), conc. 9.