sábado, 31 de mayo de 2008

Sacratissimi Cordis Iesu


SACRATISSIMI CORDIS IESU, Duplex I classis cum Octava privilegiata III Ordinis (Feria VI post Octavam Sanctissimi Corporis Christi)

Introitus

Introitus
Ps. 32, 11 et 19 Cogitationes Cordis eius in generatione et generationem: ut eruat a morte animas eorum, et alat eos in fame. Ps. ibid., 1 Exsultate, iusti, in Domino, rectos decet collaudatio. V/. Gloria Patri.

«Mas el plan de Yahveh subsiste para siempre, los proyectos de su corazón por todas las edades, para librar su alma de la muerte, y sostener su vida en la penuria. ¡Gritad de júbilo, justos, por Yahveh!, de los rectos es propia la alabanza».

Lectio

Lectio Epistolae beati Pauli Apostoli ad Ephesios.
Ephes. 3, 8-12; 14-19

Fratres, mihi omnium sanctorum minimo data est gratia haec, in gentibus evangelizare investigabiles divitias Christi: et illuminare omnes, quae sit dispensatio sacramenti absconditi a saeculis in Deo qui omnia creavit: ut innotescat principatibus et potestatibus in caelestibus per Ecclesiam multiformis sapientia Dei: secundum praefinitionem saeculorum quam fecit in Christo Iesu Domino nostro, in quo habemus fiduciam et accessum in confidentia per fidem eius. Huius rei gratia flecto genua mea ad Patrem Domini nostri Iesu Christi, ex quo omnis paternitas in caelis et in terra nominatur: ut det vobis secundum divitias gloriae suae, virtute corroborari per Spiritum eius in interiorem hominem: Christum habitare per fidem in cordibus vestris: in caritate radicati et fundati: ut possitis comprehendere, cum omnibus sanctis, quae sit latitudo, et longitudo, et sublimitas et profundum: scire etiam supereminentem scientiae caritatem Christi, ut impleamini in omnem plenitudinem Dei.

«A mí, el menor de todos los santos, me fue concedida esta gracia: la de anunciar a los gentiles la inescrutable riqueza de Cristo, y esclarecer cómo se ha dispensado el Misterio escondido desde siglos en Dios, Creador de todas las cosas, para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora manifestada a los Principados y a las Potestades en los cielos, mediante la Iglesia, conforme al previo designio eterno que realizó en Cristo Jesús, Señor nuestro, quien, mediante la fe en él, nos da valor para llegarnos confiadamente a Dios. Por eso doblo mis rodillas ante el Padre, de quien toma nombre toda familia en el cielo y en la tierra, para que os conceda, según la riqueza de su gloria, que seáis fortalecidos por la acción de su Espíritu en el hombre interior, que Cristo habite por la fe en vuestros corazones, para que, arraigados y cimentados en el amor, podáis comprender con todos los santos cuál es la anchura y la longitud, la altura y la profundidad, y conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que os vayáis llenando hasta la total Plenitud de Dios».

Graduale

Graduale
Ps. 24, 8-9 Dulcis et rectus Dominus, propter hoc legem dabit delinquentibus in via. V/. Diriget mansuetos in iudicio, docebit mites vias suas.

Alleluia, alleluia. V/. Matth. 11, 29 Tollite iugum meum super vos et discite a me, quia mitis sum et humilis Corde, et invenietis requiem animabus vestris. Alleluia.

«Bueno y recto es Yahveh; por eso muestra a los pecadores el camino; conduce en la justicia a los humildes, y a los pobres enseña su sendero».

«Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas».

In Missis votivis post Septuagesimam, omissis Alleluia et Versu sequenti, dicitur:

Tractus Ps. 102, 8-10 Misericors et miserator Dominus, longanimis et multum misericors. V/. Non in perpetuum irascetur, neque in aeternum comminabitur. V/. Non secundum peccata nostra fecit nobis, neque secundum iniquitates nostras retribuit nobis.

«Clemente y compasivo es Yahveh, tardo a la cólera y lleno de amor; no se querella eternamente ni para siempre guarda su rencor; no nos trata según nuestros pecados ni nos paga conforme a nuestras culpas. Como se alzan los cielos por encima de la tierra, así de grande es su amor para quienes le temen; tan lejos como está el oriente del ocaso aleja él de nosotros nuestras rebeldías».

Tempore autem Paschali, omissis Graduali et Tractu, dicitur:

Alleluia, alleluia. V/. Matth. 11, 29 et 28 Tollite iugum meum super vos et discite a me, quia mitis sum et humilis Corde, et invenietis requiem animabus vestris. Alleluia. V/. Venite ad me, omnes qui laboratis, et onerati estis, et ego reficiam vos. Alleluia.

«Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso».

Sancti Evangelii

+ Sequentia sancti Evangelii secundum Ioannem.
Ioann. 19, 31-37

In illo tempore: Iudaei, quoniam Parasceve erat, ut non remanerent in cruce corpora sabbato, erat enim magnus dies ille sabbati, rogaverunt Pilatum ut frangerentur eorum crura et tollerentur. Venerunt ergo milites, et primi quidem fregerunt crura, et alterius qui crucifixus est cum eo. Ad Iesum autem cum venissent, ut viderunt eum iam mortuum, non fregerunt eius crura: sed unus militum lancea latus eius aperuit, et continuo exivit sanguis et aqua. Et qui vidit, testimonium perhibuit: et verum est testimonium eius. Et ille scit, quia vera dicit: ut et vos credatis. Facta sunt enim haec, ut Scriptura impleretur: Os non comminuetis ex eo. Et iterum alia Scriptura dicit: Videbunt in quem transfixerunt.

«Los judíos, como era el día de la Preparación, para que no quedasen los cuerpos en la cruz el sábado -porque aquel sábado era muy solemne- rogaron a Pilato que les quebraran las piernas y los retiraran. Fueron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero y del otro crucificado con él. Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua. El que lo vio lo atestigua y su testimonio es válido, y él sabe que dice la verdad, para que también vosotros creáis. Y todo esto sucedió para que se cumpliera la Escritura: “No se le quebrará hueso alguno”. Y también otra Escritura dice: “Mirarán al que traspasaron”»

Offertorium

Offertorium
Ps. 68, 21 Improperium exspectavit Cor meum et miseriam, et sustinui qui simul mecum contristaretur, et non fuit; consolantem me quaesivi, et non inveni.

«El oprobio me ha roto el corazón y desfallezco. Espero compasión, y no la hay, consoladores, y no encuentro ninguno».

Tempore vero Paschali, in Missis votivis, sic mutatur Offertorium:

Offertorium Ps. 39, 7-9 Holocaustum et pro peccato non postulasti ; tunc dixi: Ecce venio. In capite libri scriptum est de me ut facerem voluntatem tuam: Deus meus, volui et legem tuam in medio Cordis mei, alleluia.

«Ni sacrificio ni oblación querías, pero el oído me has abierto; no pedías holocaustos ni víctimas, dije entonces: Heme aquí, que vengo. Se me ha prescrito en el rollo del libro hacer tu voluntad. Oh Dios mío, en tu ley me complazco en el fondo de mi ser».

Communio

Communio
Ioann. 19, 34 Unus militum lancea latus eius aperuit, et continuo exivit sanguis et aqua.

«Sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua».

Tempore autem Paschali, in Missis votivis, sic mutatur Communio:

Communio Ioann. 7, 37 Si quis sitit, veniat ad me et bibat, alleluia, alleluia.

«Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba».