martes, 3 de junio de 2008

Mes de Junio, mes del Sagrado Corazón de Jesús

Corazón de Jesús: Símbolo de la Fe cristiana

Ciudad del Vaticano, 1 JUN 2008 (VIS).
Este mediodía, Benedicto XVI se asomó a la ventana de su estudio que da a la Plaza de San Pedro para rezar el Ángelus con los fieles y peregrinos allí reunidos.

El Papa explicó que tradicionalmente el mes de junio está dedicado al Corazón de Jesús, «símbolo de la fe cristiana muy querido tanto por el pueblo como por los místicos y los teólogos porque expresa de forma sencilla y auténtica la “buena nueva” del amor asumiendo en sí el misterio de la Encarnación y la Redención».

La sucesión de las festividades que siguen al tiempo pascual (la Santísima Trinidad, el Corpus Christi y el Corazón de Jesús), nos hacen pensar, dijo el pontífice, «en un movimiento hacia el centro: un movimiento del espíritu que Dios mismo guía» porque «desde el horizonte infinito de Su amor quiso entrar en los límites de la historia y de la condición humana, tomó un cuerpo y un corazón; así podemos contemplar y encontrar el infinito en lo finito, el Misterio invisible e inefable en el Corazón humano de Jesús, el Nazareno. [...] Este es el centro de la fe y también la fuente de la esperanza en que fuimos salvados».

«Todos necesitamos un “centro” en la vida, una fuente de verdad y bondad a la que acudir [...] en la vida cotidiana. Cada uno de nosotros, cuando se detiene en silencio, necesita sentir no solamente el latido de su corazón, sino más profundamente, el latido de una presencia de la que fiarse, perceptible con los sentidos de la fe y sin embargo, mucho más real: la presencia de Cristo, corazón del mundo».

«Invito a todos -exhortó el Santo Padre- a renovar en el mes de junio su devoción al Corazón de Cristo, valorizando también la oración tradicional de ofrenda de la jornada y teniendo presente las intenciones de oración que he propuesto a toda la Iglesia».

Al final, Benedicto XVI invocó la intercesión maternal de la Virgen «por la población de China y de Myanmar, golpeadas por las catástrofes naturales, y por todos aquellos que atraviesan tantas situaciones de dolor, de enfermedad y de miseria material y espiritual que jalonan el camino de la humanidad».

ANG/CORAZON DE JESUS/... VIS 080602 (380)


Oración tradicional de ofrenda de la jornada al Corazón de Jesús

«Ven, Espíritu Santo, inflama nuestro corazón en las ansias redentoras del Corazón de Cristo, para que ofrezcamos de veras nuestras personas y obras, en unión con Él, por la redención del mundo.

Señor mío, y Dios mío Jesucristo: Por el Corazón Inmaculado de María me consagro a Tu Corazón, y me ofrezco Contigo al Padre en Tu santo sacrificio del altar, con mi oración y mi trabajo, sufrimientos y alegrías de hoy, en reparación de nuestros pecados y para que venga a nosotros Tu Reino.

Te pido en especial por el Papa y sus intenciones, por nuestro Obispo y sus intenciones y por nuestro Párroco y sus intenciones».