lunes, 15 de septiembre de 2008

Nuestra Señora de los Dolores, Generalísima de los Reales Ejércitos

15 de septiembre, Festividad de los Siete Dolores de la Santísima Virgen

Las Españas, septiembre 2008. Este lunes 15 se celebra la festividad de los Siete Dolores de la Santísima Virgen. De Nuestra Señora de los Dolores era gran devoto S.M.C. Don Carlos V, Carlos María Isidro de Borbón; devoción que siguió en su familia, como muestra el nombre de su nieto Carlos VII, Carlos María de los Dolores de Borbón. Fue la fiesta más importante del primer Carlismo, pues el 1 de julio de 1835 el Rey proclamó solemnemente a Nuestra Señora Generalísima de sus Reales Ejércitos:

«Declarada por mí, Generalísima de mis tropas, la Santísima Virgen de los Dolores, no he podido menos, movido de mi devoción y religiosa piedad, de distinguir con el título de Generalísimo al Real Estandarte que lleva por lema aquella divina imagen, y, por lo tanto, he venido a resolver, como resuelvo y mando, que esta augusta y real imagen no se rinda a persona alguna, ni aun a la mía, ni haga más honores ni saludo que al Santísimo Sacramento».

(S.M.C. Carlos V, Real Decreto sobre el Estandarte de la Generalísima. Estella, 2 de agosto de 1835).

Real Decreto sobre la Bendición de la Bandera Generalísima

“Queriendo dar a mi valiente ejército un nuevo testimonio que inmortalice su valor, acrisolada lealtad e inimitable decisión a favor de mis indisputables derechos al trono de mis augustos progenitores, y siendo el más noble, de más poderoso y suficiente influjo un Estandarte que, tremolado en los campos de sus victorias, señale éstas doquiera que se encuentre, transmitiéndolas a la posteridad más remota, he resuelto que en el día de mañana y a la hora de las ocho de ella, se celebre la bendición de él en la iglesia parroquial de San Juan, llevando por lema la divina imagen de la Virgen de los Dolores, generalísima de tantos fieles defensores de su fe, entregándose para su custodia al bravo regimiento de Lanceros de Navarra, que, rivalizando en intrepidez y férvido entusiasmo con los demás cuerpos de mi ejército, se ha hecho acreedor a esta distinción.
Dado en el Real Palacio de Estella, a primero de Agosto de 1835.- Rubricado de la Real mano.- a Don Luis de Villemur.”

Real Decreto sobre la Bandera de la Generalísima

“Declarada por mí Generalísima de mis tropas la Santísima Virgen de los Dolores, no he podido menos, movido de mi veneración y religiosa piedad, de distinguir con el título de generalísimo al Real Estandarte que lleva por lema aquella divina imagen, y por lo tanto, he venido en resolver, como resuelvo y mando, que esta augusta y real insignia no se rinda a persona alguna, ni aun a la mía, ni haga más honores ni saludo que al Santísimo Sacramento.
Tendréislo entendido y dispondréis lo conveniente a su cumplimiento.
Real de Estella, 2 de agosto de 1835.- Yo, el Rey.- Al Conde de Villemur.”


.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, sabría decirme donde se encuentra esta bandera físicamente?

Anónimo dijo...

Franco la utilizó en su desfile de la Victoria en 1939. Sobre su paradero, leí algo en un artículo sobre banderas carlistas de la guerra de 1833,que se publicó en "Aportes" creo que en 1994, pero ahora mismo no lo recuerdo muy bien. Me suena que ponía que se guardaba en el Círculo Carlista de Tolosa (Guipúzcoa), pero no me hagas mucho caso. Ya lo miraré. En todo caso, ése sería su paradero en 1994, no en 2010. Y ahora, mi teoría, no carlista y probablemente equivocada de cabo a rabo, sobre "La Generalísima": ¿no podría ser originalmente un estandarte grana de caballería del modelo de 1728? Se añadió evidentemente la artística cenefa decorativa y se mantuvo la faz con las armas reales ampliadas con una flor de lis en cada esquina (práctica que luego reapareció en otras banderas carlistas de la guerra de 1872, incluso en las rojigualdas). El reverso original rojo o grana , que llevaría el emblema de un regimiento de caballería, fue sustituido por la faz blanca con la imagen mariana rodeada por la inscripción sobre el ejército real de Carlos V. Reconozco que la mía es una "teoría" absolutamente alocada y que se basa en el mero hecho, tal vez anecdótico, de la presencia de una flor de lis en cada esquina, lo que me recuerda a los ya citados estandartes de caballería.

Anónimo dijo...

Soy el de antes. En Fides 2000, web de noticias vinculada a CTC, dicen que "La Generalísina" se exhibirá en el Museo Carlista de Estella (Navarra). No sé si dicho museo estará ya en marcha.