sábado, 4 de julio de 2009

Hungría valiente


1 comentario:

Anónimo dijo...

Pienso que si invaden una nación, los invadidos tienen el derecho de defenderse. Pero esto no concuerda mucho con el cristianismo, me refiero a eso de "poner la otra mejilla", me parece que Cristo se revelo contra la opresión romana.