viernes, 16 de octubre de 2009

17-O ¿Manifestación antiabortista?

Benigno Blanco, Presidente de FEF - Foro Español de la Familia, en entrevista concedida a Nicolás de Cárdenas, de Religión en Libertad, declara:

«Vamos a pedir el 17-O: una política activa de apoyo a la embarazada para que ninguna se vea sola ante sus problemas. En esto podríamos coincidir todos: los que estamos siempre en contra de todo aborto y quienes lo pueden defender en algunos casos».

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=4389

Hasta aquí las declaraciones del Presidente de la principal asociación convocante del evento del 17-O, manifestación que en su Manifiesto sólo demanda al Gobierno una retirada: «la retirada del anteproyecto de “ley del aborto”».

Frente a estas declaraciones, las declaraciones del Magisterio de la Iglesia son precisas y firmes:

• «Mientras un hombre no sea culpable, su vida es intocable, y es por tanto ilícito cualquier acto que tienda directamente a destruirla, bien sea que tal destrucción se busque como fin, bien sea que se busque como medio para un fin, ya se trate de vida embrionaria, ya de vida camino de su total desarrollo o que haya llegado ya a su término». Pío XII, Discurso a la Unión Médica Italiana San Lucas (12-IX-1944), Discorsi e radiomessaggi, VI, 183 ss; cf. Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Quaestio de abortu (18-XI-1974), n. 7, nota 15.

• «Nunca es lícito cooperar formalmente en el mal. Esta cooperación se produce cuando la acción realizada ... se califica como colaboración directa en un acto contra la vida humana inocente ... Esta cooperación nunca puede ... apoyarse en el hecho de que la ley civil la prevea y exija». Juan Pablo II, Enc. Evangelium Vitae (25-III-1995), n. 74.

• «El respeto y la protección que se han de garantizar, desde su misma concepción, a quien debe nacer, exige que la ley prevea sanciones penales apropiadas para toda deliberada violación de sus derechos». Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2273; cf. Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr. Donum vitae (22-II-1987), n. 3.

¿Con qué declaraciones quedarse?

Para el mal menor ya están Derecho a Vivir, FEF - Foro Español de la Familia, HazteOir.org... Para todo lo demás...

Únete a la Resistencia: Comunión Tradicionalista

«El que matare a un “cigoto”, “mórula”, “blastocito”, “pre-embrión”, “embrión” o “feto”, términos que indican estadios sucesivos en el desarrollo del ser humano, será castigado, como reo de asesinato de aborto, con la pena de prisión de quince a veinte años, e inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria, o para prestar servicios de toda índole en clínicas, establecimientos o consultorios ginecológicos, públicos o privados, por tiempo de tres a diez años».

.