domingo, 8 de noviembre de 2009

Máster antipiratería en sólo siete días

Fuente: La Razón
Fecha: 8 Noviembre 09
Autor: G. Valdivieso


Máster antipiratería en sólo siete días

MADRID- Una semana, veinticuatro horas al día de entrenamiento y prácticas de tiro, defensa y armamento semipesado, es el adiestramiento que han recibido los escoltas privados que viajarán a Somalia los próximos días para proteger a los atuneros españoles. «Se busca a un hombre que tenga experiencia previa en armamento y una gran fortaleza física y psicológica», asegura Vicente de la Cruz, presidente de la Asociación Española de Escoltas, el organismo que ha puesto en marcha el curso de Protección a Buques en Zona de Riesgo en la localidad tarraconense de L’Ametlla de Mar. Los aspirantes, en su mayoría escoltas, antiguos policías y militares, percibirán un salario aproximado de cinco mil euros al mes y han realizado ejercicios de técnicas avanzadas de protección en barcos, informa Efe. «Lo primero que se hace es identificar de dónde vienen los ataques y una vez identificado, hay que dar protección al buque y repeler ese ataque», señala uno de los participantes.

Desde mañana hasta el jueves permanecerán cuatro días en un cuartel de infantería de marina de Cartagena y el próximo viernes partirán en un avión del Ejército desde Madrid a las Islas Seychelles para embarcar en los atuneros españoles. Una vez finalizado el curso se les asignará un barco, un destino y una misión.

Tres meses en el Índico

Cada dotación estará formada por entre cuatro y seis guardias que permanecerán en el Índico unos tres meses. Durante los 45 días que dura el periodo de faena, los agentes privados realizarán trabajos exclusivamente preventivos y viajarán durante 25 días hasta llegar al lugar de destino correspondiente. El pasado 23 de octubre, el Ejecutivo aprobó el decreto de reforma de los reglamentos que permitirá a los buques que faenan en el Índico llevar a bordo, «con efectos disuasorios», seguridad privada dotada de las armas adecuadas. Los Gobiernos central y vasco han propuesto hacerse cargo de la mitad del coste de la contratación de vigilantes privados para reforzar la seguridad de los atuneros que faenan en Somalia, mientras los armadores sufragarán el resto de los gastos de la defensa de los pesqueros.

.