sábado, 26 de diciembre de 2009

¿Qué pasa en las celebraciones litúrgicas en Madrid?

I. Introducción

«No se puede callar ante los abusos, incluso gravísimos, contra la naturaleza de la Liturgia y de los sacramentos, también contra la tradición y autoridad de la Iglesia, que en nuestros tiempos, no raramente, dañan las celebraciones litúrgicas en diversos ámbitos eclesiales». Redemptionis Sacramentum, n. 4.

II. Cómo son las celebraciones litúrgicas en Madrid

Fecha: 28 de diciembre de 2008, Fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret. Missale Romanum, 2002 (Editio typica tertia)
Ocasión: “Celebración de la Eucaristía por la Familia”
Fuente: http://www.porlafamiliacristiana.com/

Imágenes cortesía de: agencia Flashes de la Iglesia.

Galería de Fotos Celebración 2008 (Ver Galería 2008)
Page 4 (Ver Página 4)
Image 17 of 40 (Ver imagen 17)




http://www.porlafamiliacristiana.com/wp-content/gallery/fiesta-sagrada-familiar-2008/dsc_10752.jpg

III. Cómo deben ser las celebraciones litúrgicas en toda la Iglesia (Madrid incluida):

a) Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Instrucción Redemptionis Sacramentum (23 de abril de 2004)

[117.]
Los vasos sagrados, que están destinados a recibir el Cuerpo y la Sangre del Señor, se deben fabricar, estrictamente, conforme a las normas de la tradición y de los libros litúrgicos.[205] Las Conferencias de Obispos tienen la facultad de decidir, con la aprobación de la Sede Apostólica, si es oportuno que los vasos sagrados también sean elaborados con otros materiales sólidos. Sin embargo, se requiere estrictamente que este material, según la común estimación de cada región, sea verdaderamente noble,[206] de manera que con su uso se tribute honor al Señor y se evite absolutamente el peligro de debilitar, a los ojos de los fieles, la doctrina de la presencia real de Cristo en las especies eucarísticas. Por lo tanto, se reprueba cualquier uso por el que son utilizados para la celebración de la Misa vasos comunes o de escaso valor, en lo que se refiere a la calidad, o carentes de todo valor artístico, o simples cestos, u otros vasos de cristal, arcilla, creta y otros materiales, que se rompen fácilmente. Esto vale también de los metales y otros materiales, que se corrompen fácilmente.[207]

[205] Cf. MISSALE ROMANUM, Institutio Generalis, nn. 327-333.
[206] Cf. ibidem, n. 332.
[207] Cf. ibidem, n. 332; S. CONGR. SACRAMENTOS Y CULTO DIVINO, Instr., Inaestimabile donum, n. 16: AAS 72 (1980) p. 338.

b) MISSALE ROMANUM, Institutio Generalis

CAP. VI COSAS QUE SE NECESITAN PARA LA CELEBRACIÓN DE LA MISA

III - Los vasos sagrados (327 - 334)

327.
Entre lo que se requiere para la celebración de la Misa, merecen especial honor los vasos sagrados y, entre éstos, el cáliz y la patena, en los que el vino y el pan se ofrecen, se consagran y se consumen.

328. Háganse de un metal noble los sagrados vasos. Si son fabricados de metal que es oxidable o es menos noble que el oro, deben dorarse habitualmente por dentro.

329. A partir del juicio favorable de la Conferencia de Obispos, una vez aprobadas las actas por la Sede Apostólica, los vasos sagrados pueden hacerse por completo también de otros materiales sólidos y, según la común estimación de cada región, nobles, como por ejemplo el ébano u otras maderas muy duras, siempre y cuando sean aptas para el uso sagrado. En este caso prefiéranse siempre materiales que ni se quiebren fácilmente, ni se corrompan. Esto vale para todos los vasos destinados a recibir las hostias, como son la patena, el copón, el portaviático, el ostensorio y otros semejantes.

Santa María de la Saleta ¡Ruega por la Iglesia!

.

1 comentario:

nidixinipixi dijo...

Pues lo de hoy ha sido peor. Salvando que determinadas partes de la Misa han sido cantadas en Latín, lo cual debería ser la norma (Gloria, Pater Noster, Sanctus y Agnus Dei) y que las kikadas han sido menores que otros años, ha sido lamentable la distribución de la Comunión. Los ministros (que yo creo que eran seglares) iban revestidos de un alba muy ligerita y mal llevada y sin estola. Además, todos ellos llevaban pantalones variados y zapatos de colores, ninguno de ellos me parece que llevase clergyman debajo del alba y los pantalones aparecían en muchos casos roídos. Tengo la sospecha de que no eran sacerdotes, lo que constituiría un abuso, dado que la mayoría apenas han dado de comulgar a dos o tres personas cada uno.

En cuanto a la distribución de la Comunión se hacía en una especia de cerámicas decoradas, que recordaban a los ceniceros de barro. Indignos totalmente los vasos e indignos los ministros de la Comunión.

Por lo demás, la ceremonia creo que ha mejorado con respecto de otros años y como siempre gente muy variada.