martes, 4 de diciembre de 2012

Un Artillero con dignidad

Fuente: http://www.altoyclaro.com/ (18.12.08)



De entrada sepan que el RAMIX-91, uno de los regimientos de Artillería de mayor abolengo de España, que tiene su sede en Palma de Mallorca, se cierra. Uno más que cae víctima de los enemigos de España y que lo hará, como otros muchos antes, a la chita callando, no sea que alguien se entere.

Pero el motivo de esta noticia, que les damos en exclusiva, no es ese, por triste que sea, sino otro.


- Sí, le hablo de Madrid, del Cuartel General de Ejército. Soy el Coronel... (como pueden comprender la línea telefónica tiene ruidos y por eso el nombre no se entiende bien). Sí, deben embalar todo lo que les queda y distribuirlo por aquellos departamentos donde mejor corresponda, por ejemplo los archivos y la documentación a Capitanía por ahora; los vehículos al parque, etc., etc.

- ¿Y la Bandera del Regimiento?

- ¡La Bandera del Regimiento! Pues sí, claro, la Bandera del Regimiento también, claro, la empaqueta y la manda a Capitanía, hasta que se vea qué se hace con ella...

- Ya, pero para retirar la Bandera de su urna, donde se guarda y luce en la Sala de Banderas, hay que cumplir con unas normas y ellas exigen formar la Unidad, aunque sólo sean los cuatro gatos que quedamos, una Banda de música y una Guardia de honor que....

- Bueno, hombre, eso era antes, quiero decir que eso es un decir. La Bandera...

- Mire usted, Coronel... (otra vez el ruido de la línea). La Bandera del RAMIX-91, entérese bien y no le quepa la menor duda, mientras dependa de mí y sea de mi competencia, no sale de su urna si no es custodiada por la Guardia y ésta con la bayoneta calada y las armas en presente rindiéndole los honores debidos, mientras la Banda de música toca el Himno de España y con el Regimiento, o lo que queda de él, formado y de gala, y si no nos mandan una Banda, que no tenemos ya ni un pobre Corneta, pues entonces los que quedamos tararearemos y diremos chunda, chunda, y si no es así esa Bandera seguirá en su urna hasta que las ranas críen pelos, cojo... (otra vez el ruido de la línea, qué mala suerte)....

- ¡Cloc! (ruido del teléfono al cortarse bruscamente la comunicación).

Les podemos asegurar que inmediatamente han preguntado quién es el Jefe del Regimiento y qué se puede hacer. El problema es que no tiene opción al ascenso a General, por lo que se encuentra libre como un pajarito. Parece ser que van a esperar que pasen unos días y, cuando no esté ya, mandarán a un propio desde Capitanía para que meta la Bandera del RAMIX-91 en una puñetera caja de zapatos y... hacerla desaparecer para siempre en la seguridad de que muchos “militares” mirarán, una vez más, para otro lado; total, el cuello ya lo tienen que parece un sacacorchos de tal práctica.

Por Paco Berrocal



SANTA BÁRBARA y la ARTILLERÍA

Aunque los historiadores mantienen diversas teorías sobre el origen del Patronato Glorioso de Santa Bárbara, bajo cuya protección nos encontramos los Artilleros, todos coinciden en afirmar que tan entrañable efemérides tuvo lugar en el siglo XV. Prueba de ello es que en 1500 Fray Sebastián Coll hace mención de la «Cofradía de Santa Bárbara de los Artilleros».

La entereza de esta insigne Santa para soportar el martirio, que culminó con la muerte a manos de su padre Dióscoro, constituye un estímulo para el cumplimiento del deber de todo Artillero.

Es digna de meditación, e invita a su emulación, la actitud de esta bella y frágil mujer que fue Santa Bárbara, cuyo preclaro espíritu enamorado de Cristo condujo a alcanzar la máxima dignidad a que puede aspirar el ser humano: la de los altares.

Para nosotros, los Artilleros, supone un gozoso honor el sabernos bajo la protección de una Santa que sobresale por su entereza, por su valor en la adversidad y por la delicadeza propia de su innata feminidad.

Por eso, en este siempre alegre 4 de diciembre, queremos testimoniarle nuestro cariño y devoción, al tiempo que pedimos que nos siga ayudando en todo momento, para bien del Ejército y de España.

HIMNO de Santa BÁRBARA

Al morir el valiente Artillero
defendiendo tenaz el cañón
dale ¡oh Virgen! sublime y piadosa
siempre amparo, consuelo y perdón.

Al morir el valiente Artillero
defendiendo tenaz el cañón
dale ¡oh Virgen! sublime y piadosa
siempre amparo, siempre amparo
consuelo y perdón.

Al morir en valiente Artillero
defendiendo tenaz el cañón
dale ¡oh Virgen! sublime y piadosa
siempre amparo, siempre amparo,
siempre amparo, consuelo y perdón
siempre amparo consuelo y perdón.

- ESTROFA -

Tú que aplacas la fiera borrasca
y del trueno el horrísono son
en tu solio bordado de estrellas
de tus hijos escucha la voz.

Y si un día Patrona te hicimos
del gallardo Artillero Español
fue al pensar en tu Gloria que brilla
más radiante y pura que el sol.

Tú que aplacas la fiera borrasca
y del trueno el horrísono son
en tu solio bordado de estrellas
de tus hijos escucha la voz.

Y si un día Patrona te hicimos
del gallardo Artillero Español
del gallardo Artillero Español
fue al pensar en tu gloria que brilla
más radiante y más pura que el sol
más radiante y más pura que el sol
más radiante y más pura que el sol.



HIMNO de los ARTILLEROS


Artilleros, Artilleros
marchamos siempre unidos,
siempre unidos
de la Patria, de la Patria,
de la Patria su nombre engrandecer,
engrandecer.

Y al oír, y al oír,
y al oír del cañón el estampido,
el estampido
nos haga su sonido enardecer.

España que nos mira siempre amante
recuerda nuestra Historia Militar,
Militar,
que su nombre siempre suena más radiante
a quien supo ponerla en un altar.

Su recuerdo nos conmueve con terneza,
dice Patria, dice Gloria, dice Amor,
y evocando su mágica grandeza,
morir sabremos por salvar su honor.

Tremolemos muy alto el Estandarte,
sus colores en la cumbre brillarán
y al pensar que con él está la muerte,
nuestras almas con más ansia latirán.

Como la madre que al niño le canta
la canción de cuna que le dormirá,
al arrullo de una oración santa
en la tumba nuestras flores crecerán.

Marchemos unidos, marchemos dichosos
seguros, contentos de nuestro valor
y cuando luchando a morir lleguemos,
antes que rendidos, muertos con honor.

Y alegres cantando el Himno glorioso
de aquellos que ostentan noble cicatriz,
terminemos siempre nuestro canto honroso
con un viva Velarde y un viva Daoiz.

Artilleros, Artilleros
marchamos siempre unidos,
siempre unidos
de la Patria, de la Patria,
de la Patria su nombre engrandecer,
engrandecer.

Y al oír, y al oír,
y al oír del cañón el estampido,
el estampido
nos haga su sonido enardecer.

Orgullosos al pensar en las hazañas
realizadas con honor por nuestra grey
gritemos con el alma un viva España
y sienta el corazón un ¡viva el Rey!

CENA de ARTILLEROS

«... et decidiose, que todos los dias 3 de Diciembre, víspera de la Festividad de la Santa, los homes de Artillería et solo los homes, cenarían fraternalmente unidos, et las fembras velarían orando como corresponde a su más pacífica et fogereña especia. Et la cena seria copiosa en el yantar et aburdosa en el libar.

Non seremos curados de reconnocer que la reunión, por mor de la bicorra forma de expresión et de ia exe de la dicsion, salpicada fuera de anécdotas et sucedidos de subida color (con perdón). Hete ahí la raçón de la autsencia de senyoras et senyoritas por si fuera grave ofensa a los sus dedicados oídos, et lesionara su onestidad.

La velada será amenizada con música de cámara et camarote, et se danzará a los sus sones, et se fumará puro, et se tragará cognac, non es previsible lo que fabrá después».

Conde de Gazola
.