26 nov. 2006

Sobre el valor salvífico de la muerte de Jesús



Sobre el valor salvífico de la muerte de Jesús

... Por supuesto, hay que conceder todo su valor a la eficacia del ejemplo de Cristo, que el Nuevo Testamento menciona explícitamente (cf. Jn 13, 15; 1 Pe 2, 21). Es una dimensión de la soteriología que no se debe olvidar. Pero no se puede reducir la eficacia de la muerte de Jesús al ejemplo, o, según las palabras del Autor, a la aparición delhomo verus’, fiel a Dios hasta la cruz. El P. Sobrino usa en el texto citado expresiones como “al menos” y “más bien”, que parecen dejar abierta la puerta a otras consideraciones. Pero al final esta puerta se cierra con una explícita negación: no se trata de causalidad eficiente, sino de causalidad ejemplar. La redención parece reducirse a la aparición del ‘homo verus’, manifestado en la fidelidad hasta la muerte. La muerte de Cristo esexemplum’ y no ‘sacramentum’ (don). La redención se reduce al moralismo. Las dificultades cristológicas notadas ya en relación con el misterio de la encarnación y la relación con el Reino afloran aquí de nuevo. Sólo la humanidad entra en juego, no el Hijo de Dios hecho hombre por nosotros y por nuestra salvación. Las afirmaciones del Nuevo Testamento y de la Tradición y el Magisterio de la Iglesia sobre la eficacia de la redención y de la salvación operadas por Cristo no pueden reducirse al buen ejemplo que éste nos ha dado. El misterio de la encarnación, muerte y resurrección de Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre, es la fuente única e inagotable de la redención de la humanidad, que se hace eficaz en la Iglesia mediante los sacramentos.

Afirma el Concilio de Trento en el Decreto sobre la justificación: «… el Padre celestial, “Padre de la misericordia y Dios de toda consolación” (2 Cor 1, 3), cuando llegó la bienaventurada “plenitud de los tiempos” (Ef 1, 10; Gál 4, 4) envió a los hombres a su Hijo Cristo Jesús […], tanto para redimir a los judíos “que estaban bajo la ley” (Gál 4, 5) como para que “las naciones que no seguían la justicia, aprehendieran la justicia” (Rom 9, 30) y todos “recibieran la adopción de hijos” (Gál 4, 5). A éste “propuso Dios como propiciador por la fe en su sangre” (Rom 3, 25), “por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros sino por los de todo el mundo” (1 Jn 2, 2)» (Conc. de Trento, Decr. De iustificatione, {Dz 794} DH 1522).

Se afirma en el mismo decreto que la causa meritoria de la justificación es Jesús, Hijo unigénito de Dios, «el cual, “cuando éramos enemigos” (Rom 5, 10), “por la excesiva caridad con que nos amó” (Ef 2, 4) nos mereció la justificación con su santísima pasión en el leño de la cruz, y satisfizo por nosotros a Dios Padre» (Ibídem, {Dz 799} DH 1529, cf. {Dz 820} DH 1560).

→ CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, ‘Notificatio de operibus P. Jon Sobrino S.J.’ (26 de noviembre de 2006), n. 10


***

17 oct. 2006

Pro multis




Carta de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos a Sus Eminencias/Excelencias, Presidentes de las Conferencias Episcopales Nacionales (17 de octubre de 2006)


CONGREGATIO DE CULTU DIVINO ET DISCIPLINA SACRAMENTORUM

Prot. n. 467/05/L


Roma, 17 de octubre de 2006


Su Eminencia / Su Excelencia

En julio de 2005 esta Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, de acuerdo con la Congregación para la Doctrina de la Fe escribió a todos los presidentes de las Conferencias Episcopales para preguntar su estimable opinión sobre la traducción a varias de las lenguas vernáculas de la expresión pro multis en la fórmula de la consagración de la Preciosísima Sangre durante la celebración de la Santa Misa (ref. Prot. n. 467/05/L, del 9 de julio de 2005).

Las respuestas de las Conferencias Episcopales fueron estudiadas por dos Congregaciones y el informe presentado al Santo Padre. Por su directiva, esta Congregación ahora escribe a Su Eminencia /Su Excelencia en los siguientes términos.

1. El texto, correspondiente a las palabras pro multis, entregado por la Iglesia a lo largo del tiempo −que constituye la fórmula que ha sido de uso en el Rito Romano desde los siglos más tempranos− en los últimos 30 años o término cercano, en algunos textos aprobados en lengua vernácula ha sido traducido en el sentido interpretativo de “por todos”, “for all”, “per tutti”, o equivalentes.

2. No hay duda, en cualquier caso, sobre la validez de las Misas celebradas con el uso debidamente aprobado de la fórmula que contiene una fórmula equivalente a “por todos”, como la Congregación para la Doctrina de la Fe ha declarado ya (cf. Sacra Congregatio pro Doctrina Fidei, Declaratio de sensu tribuendo adprobationi versionum formularum sacramentalium, 25 Ianuari 1974, AAS 66 [1974], 661). Verdaderamente, la fórmula “por todos” seguramente correspondería a la intención del Señor expresada en el texto. Es dogma de fe que Cristo murió en la Cruz por todos los hombres y mujeres (cf. Juan 11,52; 2 Corintios 5,14-15; Tito 2,11; 1 Juan 2,2).

3. Hay, sin embargo, muchos argumentos en favor de una traducción más precisa de la fórmula tradicional pro multis:

a. Los Evangelios sinópticos (Mateo 26,28; Marcos 14,24) hacen una referencia específica a “muchos” (la palabra griega transliterada sería polloi) por los cuales el Señor está ofreciendo el Sacrificio, y estas palabras han sido remarcadas por algunos eruditos bíblicos relacionándolas con las palabras del profeta Isaías (53,11-12). Sería completamente posible que los Evangelios hubiesen dicho “por todos” (por ejemplo, cf. Lucas 12,41); pero, la fórmula de la narración de la institución dice “por muchos”, y estas palabras han sido fielmente traducidas por la mayoría de las versiones bíblicas modernas.

b. El Rito Romano en latín siempre ha dicho pro multis y nunca pro omnibus en la consagración del cáliz.

c. Las anáforas de los distintos ritos orientales, sea el griego, el siríaco, el armenio, el eslavo, etc. contienen fórmulas verbales equivalentes al latín pro multis en sus respectivos idiomas.

d. “Por muchos” es una traducción fiel de pro multis en tanto que “por todos” es más bien una explicación más adecuada a la catequesis.

e. La expresión “por muchos”, mientras permanece abierta a la inclusión de cada uno de los seres humanos, refleja, además el hecho de que esta salvación no es algo mecánico, sin el deseo o la participación voluntaria de cada uno; por el contrario, el creyente es invitado a aceptar por la fe el don que le es ofrecido y a recibir la vida sobrenatural que es dada a los que participan del misterio, viviéndolo en sus vidas de modo tal que sean parte del número de los “muchos” a los que se refiere el texto.

f. En concordancia con la Instrucción Liturgiam Authenticam, ha de hacerse un esfuerzo para ser más fieles a los textos latinos de las ediciones típicas.

4. A las Conferencias Episcopales de aquellos países donde la fórmula “por todos” o su equivalente está en vigencia en la actualidad se les solicita que emprendan una catequesis de los fieles sobre esta materia en el próximo año o dos para prepararlos a la introducción de una precisa traducción en lengua vernácula de la fórmula pro multis (por ejemplo, “for many”, “por muchos”, “per molti”, etc.) en la próxima traducción del Misal Romano que los Obispos y la Santa Sede hayan de aprobar para el uso en su país.

Con la expresión de mi alta estima y respeto, permanezco, Su Eminencia/Su Excelencia

Devotamente suyo en Cristo.


Francis Cardenal Arinze


Prefecto.

***

Fuente en inglés: The New Liturgical Movement

ANEXO

I. Textos de la Sagrada Escritura

1). Isaías 53,11-12


Latine: «Propter laborem animae eius videbit lucem, saturabitur in scientia sua. Iustificabit iustus servus meus multos et iniquitates eorum ipse portabit. Ideo dispertiam ei multos, et cum fortibus dividet spolia, pro eo quod tradidit in mortem animam suam et cum sceleratis reputatus est; et ipse peccatum multorum tulit et pro transgressoribus rogat».


Español: «Por las fatigas de su alma, verá luz, se saciará. Por su conocimiento justificará mi Siervo a muchos y las culpas de ellos él soportará. Por eso le daré su parte entre los grandes y con poderosos repartirá despojos, ya que indefenso se entregó a la muerte y con los rebeldes fue contado, cuando él llevó el pecado de muchos, e intercedió por los rebeldes».


2). Mateo 26,28


Latine: «Hic est enim sanguis meus novi testamenti, qui pro multis effunditur in remissionem peccatorum».


Español: «Porque ésta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para perdón de los pecados».


3). Marcos 14,24


Latine: «Et ait illis: “Hic est sanguis meus novi testamenti, qui pro multis effunditur”».


Español: «Y les dijo: “Esta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos”».


II. Documentos de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos


1). Quinta Instrucción “para la recta Aplicación de la Constitución sobre la Sagrada Liturgia del Concilio Vaticano II” - Liturgiam authenticam (7 de mayo de 2001)





2). Comunicado de prensa sobre la Quinta Instrucción para la recta Aplicación de la Constitución sobre la Sagrada Liturgia del Concilio Vaticano II - Liturgiam authenticam (7 de mayo de 2001)





3). Suplemento del Comunicado de prensa (28 de marzo del 2001)



***


.

31 may. 2006

Oración del Arma de Infantería a su Patrona la Inmaculada Concepción



La Inmaculada, Patrona de Las Españas y del Arma del Infantería, junto al Monumento a los que dieron su vida en cumplimiento de la misión en estas tierras. Qala e Naw, 31 de mayo de 2006, Afghanistán (Fotografía: Ministerio de Defensa de España)

Oración del Arma de Infantería a su Patrona la Inmaculada Concepción

Oh Virgen Inmaculada, Patrona gloriosa de España y del Arma de Infantería, te suplico que así como tú fuiste siempre inmaculada y libre de todo pecado y desde el primer instante hasta tu muerte, así nos concedas a nosotros vivir cristianamente sin mancillar nuestra Bandera con ninguna bajeza, ni nuestras almas con ningún pecado, sino vivir como cristianos. ¡Vencer y triunfar siempre, hasta morir invocando tu nombre!

¡Ave María purísima! Sin pecado concebida

***

14 feb. 2006

Some mathematical Physics for Philosophers




Heller Michael
Some mathematical Physics for Philosophers

Pontifical Council for Culture and Pontifical Gregorian University, 14 febbraio 2006, Libreria Editrice Vaticana
Paperback, pp. 128
Language: English

ISBN-13: 978-88-2097-724-5

Price: EUR 18,00

Description:

The STOQ Project Research Series - 1. The volume has been developed from an introductory course on Mathematical Physics delivered at the Gregorian University, Rome 2004. It is an original and unique attempt to explain mathematical methods in physics to students of phylosophy and theology whose last contact with mathematics and physics was during their secondary education. The book does not intend to offer a full course on mathematical physics, but to give some feeling of the beauty and effectiveness of modern mathematical methods in physics based on its intuitions and convey some appreciation of the philosophical significance of the mathematical modeling of the world. Even though this book is not geared to training professionals in the field of mathematical physics, mathematical rigor is not abandoned completely. The emphasis is placed on understanding concepts rather than completing exercises or solving problems.

The course presents schematically 13 lessons and requires substantial input from the lecturer or a tutor.

Table of Contents


Foreword

Presentation by Card. Paul Poupard
Introductory Remarks by the Author

1. The World of Structure

1.1 Nature of Mathematics


1.2 Basic Ideas of Category Theory
1.3 The Role of Mathematics in Physics


Part One: Mathematics of Relativity

2. The Manifold Model of Space-Time

2.1 Topology and Continuity

2.2 Smooth Manifold
2.3 Tangent Space
2.4 Physical Interpretation

3. Metric Model of Space-Time

3.1 Riemannian Metric
3.2 Lorentz Manifold
3.3 Relativistic Model of Space-Time

4. Geometry of Special Relativity

4.1 Space-Time Interval
4.2 Geometry of Motion
4.3 Lorentz Transformations
4.4 Relativistic Effects

5. Lorentz Frame Bundle

5.1 Introductory Remarks
5.2 Bundles and Fibre Bundles
5.3 Frame Bundle over Space-Time

6. The Newtonian Limit

6.1 When the Speed of Light Goes to Infinity
6.2 Galilean Relativity

7. Elements of General Relativity

7.1 From Inertial Frames to Gravity
7.2 The Galilean Principle
7.3 Einstein’s Field Equations
7.4 From General Relativity to Special Relativity

8. Elements of Friedman-Lemaître Cosmology

8.1 The Cosmological Problem
8.2 The Cosmological Principle
8.3 The Robertson-Walker Metric
8.4 The “Matter Content” of the Universe
8.5 Friedman’s Equation and Its Solutions
8.6 Critical Density
8.7 Other Cosmological Models

9. From Aristotle to Einstein

9.1 Dynamics and Geometry
9.2 Aristotelian Space-Time
9.3 Space-Time of Classical Mechanics without Gravity
9.4 Space-Time of Classical Mechanics with Gravity
9.5 Space-Time of Special and General Theories of Relativity
9.6 Comment


Part Two: Mathematics of Quanta

10. Quantum States and Hilbert Spaces

10.1 States of Quantum Systems

10.2 Topological Vector Space
10.3 Banach Space
10.4 Hilbert Space
10.5 Comment
10.6 The State Space of Quantum Mechanics
10.7 Superposition of States

11. Observables and Measurement

11.1 Observables
11.2 Measurement Results
11.3 Reduction of the State Vector
11.4 Penrose’s Comment

12. Quantum Dynamics

12.1 Schrödinger’s Equation
12.2 Heisenberg’s Equation
12.3 Indeterminacy Relations
12.4 Comments

13. Quantum Logic

13.1 The Dual Hilbert Space
13.2 Logical Structure of Quantum Mechanics
13.3 New Axioms for Quantum Mechanics
13.4 A Non-Aristotelian Logic

14. Algebraic Formulation of Quantum Mechanics

14.1 C*-algebras
14.2 New Formalism for Quantum Mechanics
14.3 Algebra of Observables
14.4 Comment

Bibliographical Notes (by the Author) - Lectures

Lecture 4- Geometry of Special Relativity

More advanced, but still accessible, introductions to special relativity can be found in the following books:

1. G.F.R. Ellis and R. Williams, Flat and Curved Space-Times, Clarendon Press, Oxford, 1988, chapters 1-4.

2. B.F. Schuttz, A First Course in General Relativity, Cambridge University Press, Cambridge - London - New York, 1985, chapters 1-4.

3. E.F. Taylor and J.A. Wheeler, Spacetime Physics, Freeman and Co., San Francisco - London, 1966.

Lecture 7 - Elements of General Relativity

The books listed at the end of Lecture 4 contain also chapters devoted to general relativity. As a less “technical” reading I recommend:

• R. Geroch, General Relativity from A to B, The University of Chicago Press, Chicago - London, 1978.

Lecture 8 - Friedman-Lemaître Cosmology

There are many books on cosmology with varying difficulty levels worth reading. A good introduction (with some mathematics) is:

1. A. Liddle, An Introduction to Modern Cosmology, Wiley and Sons, Chichester, 1999.

For reading about cosmology, I recommend:

2. B. Greene, The Elegant Universe, A.W. Norton and Company, 1999 (my favourite!).

Or, from a more observational side:

3. M. Rees, Before the Beginning, Simon and Schuster, London, 1998.

There are also chapters devoted to cosmology in the books listed at the end of Lecture 4.

Lecture 9 - From Aristotle to Einstein

Reconstruction of former dynamical theories in terms of modern geometric structures can be found in the following publications:

1. Ehlers, J., “The Nature and Structure of Space-Time”, in: The Physicist’s Conception of Nature, ed.: J. Mehra, Raidel, 1973, 51-91.

2. Heller, M., Theoretical Foundations of Cosmology, World Scientific, 1992, Appendix, 112-125.

3. Penrose, R., “Structure of Space-Time”, in: Battelle Rencontres, eds.: C.M. De Witt, J.A. Wheeler, Benjamin, 1968, 121-235.

4. Raine, D.J. and Heller, M., The Science of Space-Time, Pachart, 1981.

Lecture 10 – Quantum States and Hilbert Spaces

Usually, books on quantum mechanics are either popular with no mathematics, or highly technical. As a supplementary reading I would recommend:

Elementary introduction:

• J. C. Polkinghorn, The Quantum World, Penguin Books, London, 1990.

Giving a deeper insight:

• R. Penrose, Imperor’s New Mind, Oxford University Press, New York - Oxford, 1989, Chapter 6.

Requiring more advanced mathematical preparation but nicely discussing conceptual and structural aspects:

• C. J. Isham, Lectures on Quantum Theory, Imperial College Press, Singapore - London, 1995.

Bibliographical Notes (by the Author) - Years

• E.F. Taylor and J.A. Wheeler, Spacetime Physics, Freeman and Co., San Francisco - London, 1966.

• Penrose, R., “Structure of Space-Time”, in: Battelle Rencontres, eds.: C.M. De Witt, J.A. Wheeler, Benjamin, 1968, 121-235.

• Ehlers, J., “The Nature and Structure of Space-Time”, in: The Physicist’s Conception of Nature, ed.: J. Mehra, Raidel, 1973, 51-91.

• R. Geroch, General Relativity from A to B, The University of Chicago Press, Chicago - London, 1978.

• Raine, D.J. and Heller, M., The Science of Space-Time, Pachart, 1981.

• B.F. Schuttz, A First Course in General Relativity, Cambridge University Press, Cambridge - London - New York, 1985, chapters 1-4.

• G.F.R. Ellis and R. Williams, Flat and Curved Space-Times, Clarendon Press, Oxford, 1988, chapters 1-4.

• R. Penrose, Imperor’s New Mind, Oxford University Press, New York - Oxford, 1989, Chapter 6.

• J. C. Polkinghorn, The Quantum World, Penguin Books, London, 1990.

• Heller, M., Theoretical Foundations of Cosmology, World Scientific, 1992, Appendix, 112-125.

• C. J. Isham, Lectures on Quantum Theory, Imperial College Press, Singapore - London, 1995.

• M. Rees, Before the Beginning, Simon and Schuster, London, 1998.

• A. Liddle, An Introduction to Modern Cosmology, Wiley and Sons, Chichester, 1999.

• B. Greene, The Elegant Universe, A.W. Norton and Company, 1999.

☩☩☩