18 dic. 2008

Un artillero con dignidad




De entrada sepan que el RAMIX-91, uno de los regimientos de Artillería de mayor abolengo de España, que tiene su sede en Palma de Mallorca, se cierra. Uno más que cae víctima de los enemigos de España y que lo hará, como otros muchos antes, a la chita callando, no sea que alguien se entere.

Pero el motivo de esta noticia, que les damos en exclusiva, no es ese, por triste que sea, sino otro.

- Sí, le hablo de Madrid, del Cuartel General de Ejército. Soy el Coronel... (como pueden comprender la línea telefónica tiene ruidos y por eso el nombre no se entiende bien). Sí, deben embalar todo lo que les queda y distribuirlo por aquellos departamentos donde mejor corresponda, por ejemplo los archivos y la documentación a Capitanía por ahora; los vehículos al parque, etc., etc.

- ¿Y la Bandera del Regimiento?

- ¡La Bandera del Regimiento! Pues sí, claro, la Bandera del Regimiento también, claro, la empaqueta y la manda a Capitanía, hasta que se vea qué se hace con ella...

- Ya, pero para retirar la Bandera de su urna, donde se guarda y luce en la Sala de Banderas, hay que cumplir con unas normas y ellas exigen formar la Unidad, aunque sólo sean los cuatro gatos que quedamos, una Banda de música y una Guardia de honor que....

- Bueno, hombre, eso era antes, quiero decir que eso es un decir. La Bandera...

- Mire usted, Coronel... (otra vez el ruido de la línea). La Bandera del RAMIX-91, entérese bien y no le quepa la menor duda, mientras dependa de mí y sea de mi competencia, no sale de su urna si no es custodiada por la Guardia y ésta con la bayoneta calada y las armas en presente rindiéndole los honores debidos, mientras la Banda de música toca el Himno de España y con el Regimiento, o lo que queda de él, formado y de gala, y si no nos mandan una Banda, que no tenemos ya ni un pobre Corneta, pues entonces los que quedamos tararearemos y diremos chunda, chunda, y si no es así esa Bandera seguirá en su urna hasta que las ranas críen pelos, cojo... (otra vez el ruido de la línea, qué mala suerte)....

- ¡Cloc! (ruido del teléfono al cortarse bruscamente la comunicación).

Les podemos asegurar que inmediatamente han preguntado quién es el Jefe del Regimiento y qué se puede hacer. El problema es que no tiene opción al ascenso a General, por lo que se encuentra libre como un pajarito. Parece ser que van a esperar que pasen unos días y, cuando no esté ya, mandarán a un propio desde Capitanía para que meta la Bandera del RAMIX-91 en una puñetera caja de zapatos y... hacerla desaparecer para siempre en la seguridad de que muchos “militares” mirarán, una vez más, para otro lado; total, el cuello ya lo tienen que parece un sacacorchos de tal práctica.

Por Paco Berrocal


Fuente: http://www.altoyclaro.com/ (18.12.08)

***

No hay comentarios: