viernes, 18 de abril de 2014

Sobre el valor salvífico de la muerte de Jesús



Sobre el valor salvífico de la muerte de Jesús

... Por supuesto, hay que conceder todo su valor a la eficacia del ejemplo de Cristo, que el Nuevo Testamento menciona explícitamente (cf. Jn 13, 15; 1 Pe 2, 21). Es una dimensión de la soteriología que no se debe olvidar. Pero no se puede reducir la eficacia de la muerte de Jesús al ejemplo, o, según las palabras del Autor, a la aparición delhomo verus’, fiel a Dios hasta la cruz. El P. Sobrino usa en el texto citado expresiones como “al menos” y “más bien”, que parecen dejar abierta la puerta a otras consideraciones. Pero al final esta puerta se cierra con una explícita negación: no se trata de causalidad eficiente, sino de causalidad ejemplar. La redención parece reducirse a la aparición del ‘homo verus’, manifestado en la fidelidad hasta la muerte. La muerte de Cristo esexemplum’ y no ‘sacramentum’ (don). La redención se reduce al moralismo. Las dificultades cristológicas notadas ya en relación con el misterio de la encarnación y la relación con el Reino afloran aquí de nuevo. Sólo la humanidad entra en juego, no el Hijo de Dios hecho hombre por nosotros y por nuestra salvación. Las afirmaciones del Nuevo Testamento y de la Tradición y el Magisterio de la Iglesia sobre la eficacia de la redención y de la salvación operadas por Cristo no pueden reducirse al buen ejemplo que éste nos ha dado. El misterio de la encarnación, muerte y resurrección de Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre, es la fuente única e inagotable de la redención de la humanidad, que se hace eficaz en la Iglesia mediante los sacramentos.

Afirma el Concilio de Trento en el Decreto sobre la justificación: «… el Padre celestial, “Padre de la misericordia y Dios de toda consolación” (2 Cor 1, 3), cuando llegó la bienaventurada “plenitud de los tiempos” (Ef 1, 10; Gál 4, 4) envió a los hombres a su Hijo Cristo Jesús […], tanto para redimir a los judíos “que estaban bajo la ley” (Gál 4, 5) como para que “las naciones que no seguían la justicia, aprehendieran la justicia” (Rom 9, 30) y todos “recibieran la adopción de hijos” (Gál 4, 5). A éste “propuso Dios como propiciador por la fe en su sangre” (Rom 3, 25), “por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros sino por los de todo el mundo” (1 Jn 2, 2)» (Conc. de Trento, Decr. De iustificatione, {Dz 794} DH 1522).

Se afirma en el mismo decreto que la causa meritoria de la justificación es Jesús, Hijo unigénito de Dios, «el cual, “cuando éramos enemigos” (Rom 5, 10), “por la excesiva caridad con que nos amó” (Ef 2, 4) nos mereció la justificación con su santísima pasión en el leño de la cruz, y satisfizo por nosotros a Dios Padre» (Ibídem, {Dz 799} DH 1529, cf. {Dz 820} DH 1560).

→ CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, ‘Notificatio de operibus P. Jon Sobrino S.J.’ (26 de noviembre de 2006), n. 10



***

martes, 8 de abril de 2014

El trabajo y el problema de la emigración



El trabajo y el problema de la emigración

2433 El acceso al trabajo’ y a la profesión debe estar abierto a todos sin discriminación injusta, a hombres y mujeres, sanos y disminuidos, autóctonos e inmigrados (cf LE 19; 22-23). Habida consideración de las circunstancias, la sociedad debe, por su parte, ayudar a los ciudadanos a procurarse un trabajo y un empleo (cf CA 48).


[Latine] 2433 ‘Accessus ad laborem’ et ad muneris professionem sine iniusta discriminatione esse debet omnibus apertus, viris et mulieribus, sanis et infirmitate laborantibus, autochthonibus et advenis (cf Ioannes Paulus II, Litt. enc. ‘Laborem exercens’, 19: AAS 73 [1981] 625-629; ‘Ibid.’, 22-23: AAS 73 [1981] 634-637). Societas, e parte sua, cives, secundum adiuncta, debet adiuvare ut laborem sibi et officium comparent (cf Ioannes Paulus II, Litt. enc. ‘Centesimus annus’, 48: AAS 83 (1991) 852-854).


23. Es menester, finalmente, pronunciarse al menos sumariamente sobre el tema de la llamada ‘emigración por trabajo’. Este es un fenómeno antiguo, pero que todavía se repite y tiene, también hoy, grandes implicaciones en la vida contemporánea. El hombre tiene derecho a abandonar su País de origen por varios motivos —como también a volver a él— y a buscar mejores condiciones de vida en otro País. Este hecho, ciertamente se encuentra con dificultades de diversa índole; ante todo, constituye generalmente una pérdida para el País del que se emigra. Se aleja un hombre y a la vez un miembro de una gran comunidad, que está unida por la historia, la tradición, la cultura, para iniciar una vida dentro de otra sociedad, unida por otra cultura, y muy a menudo también por otra lengua. Viene a faltar en tal situación un sujeto de trabajo’, que con el esfuerzo del propio pensamiento o de las propias manos podría contribuir al aumento del bien común en el propio País; he aquí que este esfuerzo, esta ayuda se da a otra sociedad, la cual, en cierto sentido, tiene a ello un derecho menor que la patria de origen.

Sin embargo, aunque la emigración es bajo cierto aspecto un mal, en determinadas circunstancias es, como se dice, un mal necesario. Se debe hacer todo lo posible —y ciertamente se hace mucho— para que este mal, en sentido material, no comporte mayores ‘males en sentido moral’, es más, para que, dentro de lo posible, comporte incluso un bien en la vida personal, familiar y social del emigrado, en lo que concierne tanto al País donde llega, como a la Patria que abandona. En este sector muchísimo depende de una justa legislación, en particular cuando se trata de los derechos del hombre del trabajo. Se entiende que tal problema entra en el contexto de las presentes consideraciones, sobre todo bajo este punto de vista.

Lo más importante es que el hombre, que trabaja fuera de su País natal, como emigrante o como trabajador temporal, no se encuentre en desventaja’ en el ámbito de los derechos concernientes al trabajo respecto a los demás trabajadores de aquella determinada sociedad. La emigración por motivos de trabajo no puede convertirse de ninguna manera en ocasión de explotación financiera o social. En lo referente a la relación del trabajo con el trabajador inmigrado deben valer los mismos criterios que sirven para cualquier otro trabajador en aquella sociedad. El valor del trabajo debe medirse con el mismo metro y no en relación con las diversas nacionalidades, religión o raza. Con mayor razón no puede ser explotada una situación de coacción’ en la que se encuentra el emigrado. Todas estas circunstancias deben ceder absolutamente, —naturalmente una vez tomada en consideración su cualificación específica—, frente al valor fundamental del trabajo, el cual está unido con la dignidad de la persona humana. Una vez más se debe repetir el principio fundamental: la jerarquía de valores, el sentido profundo del trabajo mismo exigen que el capital esté en función del trabajo y no el trabajo en función del capital.

B. JUAN PABLO II, Carta enc. ‘Laborem exercens’ (14 de septiembre de 1981), 23.

[Latine] 23. Postremo denique oportet aliquid summatim pronuntietur de argumento migrationis ob laborem’, quae dicitur. Haec quidem perantiqua res est, quae nihilo minus usque iteratur atque hodie etiam late diffunditur propter vitae hodiernae implicatam naturam. Homini est quidem ius deserendae terrae natalis ex rationibus variis et illuc dein redeundi quo meliores alia in regione quaerat vitae condiciones. Hoc certe non caret difficultatibus varii generis; ante omnia significat plerumque aliquam iacturam Civitati ipsi, unde migratur, allatam. Discedit enim homo simulque membrum permagnae communitatis, quae ex historia, traditione, humano cultu coaluit, ut vitam incipiat aliam intra societatem, quae alia colligatur animi cultura saepiusque alio sermone. Deest ideo subiectum operis’ hoc in casu, ille nempe, qui proprii ingenii vi suisque manibus possit aliquid ad bonum commune suae nationis conferre; sed, ecce, illae vires ac partes tribuuntur alii societati, quae earum minus quodammodo habet ius quam patria, unde origin em ducit.

Verumtamen, etsi migratio quadam ex parte est aliquod malum, tamen quibusdam in condicionibus malum istud — uti dicitur — est malum necessarium. Omnia sane efficienda sunt — et multa iam quidem huius rei causa sine dubio fiunt — ne malum illud sensu materiali acceptum maiora secum ferat damna sensu morali’, uti intellegunt; immo vero ut — quantum fieri possit — apportet etiam bona vitae privatae, familiari, sociali eius qui emigravit, quod attinet turn ad nationem, in quam pervenit, tum ad nationem, quam reliquit. Plurimum hac in re vertitur iustis in legibus, praesertim cum iura hominis labori addicti aguntur. Qua quidem potissimum ex parte, quemadmodum est apertum, hanc quaestionem consideratio nostra complectitur.

Summopere igitur refert ut homo, qui extra natalem suam regionem opus facit vel ut migrator perpetuus vel ut opifex temporarius, nihil patiatur detrimenti’ suis in laboris iuribus respectu aliorum operariorum alicuius societatis. Migrationem ergo operis causa nullo modo fieri licet occasionem quaestus, cui in re nummaria aut sociali homines habeantur. Quod spectat vero ad nexum laboris cum operario, qui immigravit, eaedem valeant regulae oportet, quae pro ceteris omnibus illius societatis opificibus vigent. Pretium namque operis eadem metiendum est regula, diversae originis, religionis, stirpis nulla habita ratione. Tanto igitur magis nefas est perverse uti condicione coactus’, in qua versatur homo, qui emigravit. Debent enim haec omnia adiuncta sine condicione cedere principali bono laboris, quod cum personae humanae dignitate cohaeret, consideratis quid em opificum peculiaribus proprietatibus. Praecipuum rursus inculcetur necesse est principium: ordo bonorum sensus que ipse altus laboris postulant ut opes «capitales» operi serviant neve opibus «capitalibus» labor.

B. IOANNES PAULUS II, Litt. enc. ‘Laborem exercens’, 23: AAS 73 (1981) 635-637.

***



martes, 25 de marzo de 2014

Memoria histórica: Camarada Adolfo Suárez González



Memoria histórica: Camarada Adolfo Suárez González

BOE (Diario oficial Boletín Oficial del Estado). Personal: Oposiciones, nombramientos...

• Decreto 1126/1968, de 31 de mayo, por el que se nombra Gobernador civil de la provincia de Segovia a don Adolfo Suárez González.

→ Ministerio de la Gobernación (BOE 134 de 04/06/1968)

• Decreto 1140/1968, de 31 de mayo, por el que se nombra Jefe provincial del Movimiento en Segovia al camarada Adolfo Suárez González.

→ Secretaría General del Movimiento (BOE 134 de 04/06/1968)

• Decreto 2655/1969, de 7 de noviembre, por el que se nombra Director general de Radiodifusión y Televisión a don Adolfo Suárez González.

→ Ministerio de Información y Turismo (BOE 268 de 08/11/1969)

• Orden por la que se designa Vocales de la Comisión Interministerial de Planes Provinciales a don Adolfo Suárez González y a don Emilio Sánchez Pintado.

→ Presidencia del Gobierno (BOE 287 de 01/12/1969)

• Decreto 306/1974, de 8 de febrero, por el que se nombra a don Adolfo Suárez González Presidente de la Comisión de Turismo del Plan de Desarrollo Económico y Social.

→ Ministerio de Planificación del Desarrollo (BOE 37 de 12/02/1974)

• Decreto 557/1975, de 21 de marzo, por el que se nombra a don Adolfo Suárez González Vicesecretario general del Movimiento.

→ Secretaría General del Movimiento (BOE 71 de 24/03/1975)

• Orden por la que se nombra Presidente del Consejo de Dirección del Patronato Oficial de la Vivienda para Funcionarios y Empleados del Movimiento a don Adolfo Suárez González.

→ Secretaría General del Movimiento (BOE 92 de 17/04/1975)

• Decreto 815/1975, de 16 de abril, por el que se designa Consejero nacional del Movimiento por el apartado d) del artículo 22 de la Ley Orgánica del Estado a don Adolfo Suárez González.

→ Secretaría General del Movimiento (BOE 94 de 19/04/1975)
PDF de la disposición: http://www.boe.es/boe/dias/1975/04/19/pdfs/A08255-08255.pdf

• Decreto 1804/1975, de 24 de julio, por el que se nombra Delegado del Gobierno en la Compañía Telefónica Nacional de España a don Adolfo Suárez González.

→ Ministerio de la Gobernación (BOE 179 de 28/07/1975)

• Real Decreto 1561/1976, de 3 de julio, por el que se designa Presidente del Gobierno a don Adolfo Suárez González.

→ Jefatura del Estado (BOE 160 de 05/07/1976)

• Real Decreto 1694/1976, de 10 de junio, por el que se designa Consejero nacional del Movimiento por el apartado b) del artículo 22 de la Ley Orgánica del Estado al excelentísimo señor don Adolfo Suárez González.

→ Secretaría General del Movimiento (BOE 175 de 22/07/1976)


***

viernes, 21 de febrero de 2014

Enseñanzas del Catecismo a propósito de lo ocurrido el 06 feb 14 en Ceuta



Enseñanzas del Catecismo a propósito de lo ocurrido el 06 feb 14 en Ceuta

[ESPAÑOL]

2241 Las naciones más prósperas tienen el deber de acoger, en cuanto sea posible, al ‘extranjero’ que busca la seguridad y los medios de vida que no puede encontrar en su país de origen. Las autoridades deben velar para que se respete el derecho natural que coloca al huésped bajo la protección de quienes lo reciben.

Las autoridades civiles, atendiendo al bien común de aquellos que tienen a su cargo, pueden subordinar el ejercicio del derecho de inmigración a diversas condiciones jurídicas, especialmente en lo que concierne a los deberes de los emigrantes respecto al país de adopción. El inmigrante está obligado a respetar con gratitud el patrimonio material y espiritual del país que lo acoge, a obedecer sus leyes y contribuir a sus cargas.

2242 El ciudadano tiene obligación en conciencia de no seguir las prescripciones de las autoridades civiles cuando estos preceptos son contrarios a las exigencias del orden moral, a los derechos fundamentales de las personas o a las enseñanzas del Evangelio. El ‘rechazo de la obediencia’ a las autoridades civiles, cuando sus exigencias son contrarias a las de la recta conciencia, tiene su justificación en la distinción entre el servicio de Dios y el servicio de la comunidad política. «Dad [...] al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios» (Mt 22, 21). «Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres» (Hch 5, 29):

«Cuando la autoridad pública, excediéndose en sus competencias, oprime a los ciudadanos, éstos no deben rechazar las exigencias objetivas del bien común; pero les es lícito defender sus derechos y los de sus conciudadanos contra el abuso de esta autoridad, guardando los límites que señala la ley natural y evangélica» (GS 74, 5).

Catecismo de la Iglesia Católica, [El cuarto mandamiento], nn. 2241-2242

2313 Es preciso respetar y tratar con humanidad a los no combatientes, a los soldados heridos y a los prisioneros.

Las acciones deliberadamente contrarias al derecho de gentes y a sus principios universales, como asimismo las disposiciones que las ordenan, son crímenes. Una obediencia ciega no basta para excusar a los que se someten a ella. Así, el exterminio de un pueblo, de una nación o de una minoría étnica debe ser condenado como un pecado mortal. Existe la obligación moral de desobedecer aquellas decisiones que ordenan «genocidios».

Catecismo de la Iglesia Católica, [El quinto mandamiento], n. 2313

[LATINE]

2241 Nationes ditiores accipere tenentur, in quantum fieri potest, ‘alienigenam’, qui securitatem quaerit et opes necessarias pro vita, quas in sua originis regione nequit invenire. Publicae potestates observantiam curabunt iuris naturalis quod hospitem ponit sub protectionem eorum qui eum accipiunt.

Politicae auctoritates possunt ratione boni communis, cuius suscipiunt munus, exercitium iuris emigrationis diversis condicionibus subiicere iuridicis, praesertim observantiae officiorum emigrantis erga nationem adoptionis. Immigrans tenetur cum gratitudine patrimonium observare materiale et spirituale nationis eum accipientis, eius oboedire legibus et ad eius conferre onera.

2242 Civis conscientia tenetur ne praescriptiones auctoritatum civilium sequatur, cum haec praecepta exigentiis ordinis moralis, iuribus fundamentalibus personarum vel doctrinis Evangelii contraria sunt. ‘Recusatio oboedientiae’ auctoritatibus civilibus, cum earum exigentiae illis rectae conscientiae sunt contrariae, suam invenit iustificationem in distinctione inter servitium Dei et servitium politicae communitatis. «Reddite [...], quae sunt Caesaris, Caesari et, quae sunt Dei, Deo» (Mt 22,21). «Oboedire oportet Deo magis quam hominibus» (Act 5,29):

«Ubi autem a publica auctoritate, suam competentiam excedente, cives premuntur, ipsi, quae a bono communi obiective postulantur, ne recusent; fas vero sit eis contra abusum huius auctoritatis sua conciviumque suorum iura defendere, illis servatis limitibus, quos Lex naturalis et evangelica delineat» (Concilium Vaticanum II, Const. past. Gaudium et spes’, 74: AAS 58 [1966] 1096).

Catechismus Catholicae Ecclesiae, [Quartum praeceptum], nn. 2241-2242

2313 Non-praeliantes, vulneratos milites et bello captos oportet observare et humaniter tractare.

Actiones iuri gentium et eius universalibus principiis deliberate contrariae, et etiam iussiones quae illas praecipiunt, sunt crimina. Caeca quaedam oboedientia non sufficit ut ii, qui se illis submittunt, excusentur. Sic cuiusdam populi, nationis vel minoris ethnicae partis exterminium tamquam peccatum mortale damnandum est. Moralis adest obligatio iussionibus resistendi quae praecipiunt «genocidium».

Catechismus Catholicae Ecclesiae, [Quintum praeceptum], n. 2313.


***

El drama del aborto



El drama del aborto

«La ausencia de esos valores cristianos fundamentales en la cultura de la modernidad no solamente ha ofuscado la dimensión de lo trascendente, abocando a muchas personas hacia el indiferentismo religioso —también en América Latina—, sino que, a la vez, es causa determinante del desencanto social en que se ha gestado la crisis de esta cultura. Tras la autonomía introducida por el racionalismo, hoy se tiende a basar los valores sobre todo en consensos sociales subjetivos que, no raramente, llevan a posiciones contrarias incluso a la misma ética natural. Piénsese en el drama del aborto, los abusos en ingeniería genética, los atentados a la vida y a la dignidad de la persona».



«También habéis centrado vuestra atención en el drama del aborto provocado, que deja huellas profundas, a veces indelebles, en la mujer que lo lleva a cabo y en las personas que la rodean, y que produce consecuencias devastadoras para la familia y para la sociedad, entre otras razones, por la mentalidad materialista de desprecio a la vida que favorece. ¡Cuántas complicidades egoístas se encubren a menudo en una decisión sufrida, que tantas mujeres han debido afrontar solas, y cuya herida aún abierta llevan en su alma! Aunque lo que han realizado sigue constituyendo una grave injusticia y ya no tiene remedio, hago mía la exhortación dirigida en la encíclica Evangelium vitae a las mujeres que han recurrido al aborto: “No os dejéis vencer por el desánimo y no abandonéis la esperanza. Antes bien, comprended lo ocurrido e interpretadlo en su verdad. Si aún no lo habéis hecho, abríos con humildad y confianza al arrepentimiento: el Padre de toda misericordia os espera para ofreceros su perdón y su paz en el sacramento de la Reconciliación. Podéis confiar con esperanza a vuestro hijo a este mismo Padre y a su misericordia” (n. 99).

Expreso mi profundo aprecio por todas las iniciativas sociales y pastorales encaminadas a la reconciliación y a la atención a las personas heridas por el drama del aborto y del divorcio. Esas iniciativas, junto con muchas otras formas de compromiso, constituyen elementos esenciales para la construcción de la civilización del amor que la humanidad necesita hoy más que nunca».



«Vuestras actividades asistenciales, educativas o caritativas han de completarse con proyectos de libertad que promuevan al ser humano, buscando la fraternidad universal. Aquí se sitúa el compromiso urgente de los cristianos en la defensa de los derechos humanos, preocupados por la totalidad de la persona humana en sus diversas dimensiones. Expreso mi profundo reconocimiento a todas las iniciativas sociales y pastorales que tratan de luchar contra los mecanismos socio-económicos y culturales que favorecen el aborto; y también a las que fomentan la defensa de la vida, así como la reconciliación y atención a las personas heridas por el drama del aborto. Las iniciativas que tienden a salvaguardar los valores esenciales y primarios de la vida, desde su concepción, y de la familia, fundada en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer, ayudan a responder a algunos de los desafíos más insidiosos y peligrosos que hoy se presentan al bien común. Dichas iniciativas, junto a otras muchas formas de compromiso, son elementos esenciales para la construcción de la civilización del amor».




***

martes, 4 de febrero de 2014

Leyes Civiles Forales




Leyes Civiles Forales

1. SEÑORÍO DE VIZCAYA Y PROVINCIAS VASCONGADAS


2. PRINCIPADO DE CATALUÑA

2.1 Código civil de Cataluña







2.2 Leyes civiles de Cataluña







3. REINO DE GALICIA




4. REINO DE VALENCIA



5. REINO DE ARAGÓN



6. REINO DE NAVARRA



7. REINO DE MALLORCA Y MENORCA



***

Leyes Civiles Forales - Enlaces

1. SEÑORÍO DE VIZCAYA Y PROVINCIAS VASCONGADAS



2. PRINCIPADO DE CATALUÑA

2.1 Código civil de Cataluña













2.2 Leyes civiles de Cataluña













3. REINO DE GALICIA







4. REINO DE VALENCIA





5. REINO DE ARAGÓN





6. REINO DE NAVARRA





7. REINO DE MALLORCA Y MENORCA





***



lunes, 3 de febrero de 2014

División administrativa de Las Españas (1810-1823): distritos adm. (146) y divisiones adm. (48)




División administrativa de Las Españas (1810-1823): distritos adm. (146) y divisiones adm. (48)

Por Distritos Adm. (146):

1. Distrito Adm. de Álava – División Adm. de Álava.
2. Distrito Adm. de Arequipa – División Adm. de Perú (Virreinato).
3. Distrito Adm. de Asturias – División Adm. de Asturias.
4. Distrito Adm. de Ávila – División Adm. de Ávila.
5. Distrito Adm. de Badajoz – División Adm. de Extremadura.
6. Distrito Adm. de Baleares – División Adm. de Baleares.
7. Distrito Adm. de Barcelona – División Adm. de Cataluña (Principado).
8. Distrito Adm. de Betanzos – División Adm. de Galicia (Reino).
9. Distrito Adm. de Borja – División Adm. de Aragón (Reino).
10. Distrito Adm. de Burgos – División Adm. de Burgos.
11. Distrito Adm. de Cádiz – División Adm. de Cádiz.
12. Distrito Adm. de Calatayud – División Adm. de Aragón (Reino).
13. Distrito Adm. de Caracas – División Adm. de Venezuela (Capitanía General).
14. Distrito Adm. de Cervera – División Adm. de Cataluña (Principado).
15. Distrito Adm. de Chachapoyas – División Adm. de Perú (Virreinato).
16. Distrito Adm. de Charcas – División Adm. de Perú (Virreinato).
17. Distrito Adm. de Chiapa – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
18. Distrito Adm. de Chile (Capitanía General) – División Adm. de Chile (Capitanía General).
19. Distrito Adm. de Chimaltenango – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
20. Distrito Adm. de Chimaltenango y Solola Provincia – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
21. Distrito Adm. de Chiquimula – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
22. Distrito Adm. de Chiquimula Provincia – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
23. Distrito Adm. de Ciudad de los Reyes – División Adm. de Perú (Virreinato).
24. Distrito Adm. de Coahuila – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
25. Distrito Adm. de Comayagua Provincia – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
26. Distrito Adm. de Córdoba – División Adm. de Córdoba.
27. Distrito Adm. de Coro – División Adm. de Venezuela (Capitanía General).
28. Distrito Adm. de Costa Rica – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
29. Distrito Adm. de Costa Rica Provincia – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
30. Distrito Adm. de Cuba Provincia – División Adm. de Cuba (Capitanía General).
31. Distrito Adm. de Cuenca – División Adm. de Cuenca.
32. Distrito Adm. de Cumana y Nueva Barcelona – División Adm. de Venezuela (Capitanía General).
33. Distrito Adm. de Cuzco – División Adm. de Perú (Virreinato).
34. Distrito Adm. de Durango – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
35. Distrito Adm. de Gerona – División Adm. de Cataluña (Principado).
36. Distrito Adm. de Gran Canaria – División Adm. de Canarias.
37. Distrito Adm. de Granada – División Adm. de Granada (Reino).
38. Distrito Adm. de Guadalajara – División Adm. de Guadalajara.
39. Distrito Adm. de Guadalajara – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
40. Distrito Adm. de Guamanga – División Adm. de Perú (Virreinato).
41. Distrito Adm. de Guamanga Provincia – División Adm. de Perú (Virreinato).
42. Distrito Adm. de Guanajuato – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
43. Distrito Adm. de Guanajuato Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
44. Distrito Adm. de Guatemala – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
45. Distrito Adm. de Guayaquil – División Adm. de Perú (Virreinato).
46. Distrito Adm. de Guipúzcoa – División Adm. de Guipúzcoa.
47. Distrito Adm. de Honduras – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
48. Distrito Adm. de Huamanga Provincia – División Adm. de Perú (Virreinato).
49. Distrito Adm. de Huancavelica Provincia – División Adm. de Perú (Virreinato).
50. Distrito Adm. de Jaén – División Adm. de Jaén.
51. Distrito Adm. de La Coruña – División Adm. de Galicia (Reino).
52. Distrito Adm. de La Coruña Betanzos y Mondoñedo – División Adm. de Galicia (Reino).
53. Distrito Adm. de La Habana – División Adm. de Cuba (Capitanía General).
54. Distrito Adm. de La Habana Provincia – División Adm. de Cuba (Capitanía General).
55. Distrito Adm. de La Mancha – División Adm. de La Mancha.
56. Distrito Adm. de Lanzarote Fuerteventura Hierro y Gomera – División Adm. de Canarias.
57. Distrito Adm. de León – División Adm. de León.
58. Distrito Adm. de León de Huánuco – División Adm. de Perú (Virreinato).
59. Distrito Adm. de Lérida – División Adm. de Cataluña (Principado).
60. Distrito Adm. de Lima – División Adm. de Perú (Virreinato).
61. Distrito Adm. de Lugo – División Adm. de Galicia (Reino).
62. Distrito Adm. de Madrid – División Adm. de Madrid.
63. Distrito Adm. de Málaga – División Adm. de Málaga.
64. Distrito Adm. de Manila – División Adm. de Filipinas (Capitanía General).
65. Distrito Adm. de Maracaibo – División Adm. de Venezuela (Capitanía General).
66. Distrito Adm. de Mérida – División Adm. de Extremadura.
67. Distrito Adm. de México – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
68. Distrito Adm. de México Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
69. Distrito Adm. de Michoacán – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
70. Distrito Adm. de Michoacán Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
71. Distrito Adm. de Molina de Aragón (Señorío) – División Adm. de Molina de Aragón (Señorío).
72. Distrito Adm. de Mondoñedo – División Adm. de Galicia (Reino).
73. Distrito Adm. de Montevideo – División Adm. de Buenos Aires (Virreinato).
74. Distrito Adm. de Murcia – División Adm. de Murcia.
75. Distrito Adm. de Navarra – División Adm. de Navarra.
76. Distrito Adm. de Nicaragua – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
77. Distrito Adm. de Nicaragua Provincia – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
78. Distrito Adm. de Nueva Cáceres – División Adm. de Filipinas (Capitanía General).
79. Distrito Adm. de Nueva Cuenca – División Adm. de Perú (Virreinato).
80. Distrito Adm. de Nueva Galicia Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
81. Distrito Adm. de Nueva Segovia – División Adm. de Filipinas (Capitanía General).
82. Distrito Adm. de Nueva Vizcaya Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
83. Distrito Adm. de Nuevo León Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
84. Distrito Adm. de Nuevo México – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
85. Distrito Adm. de Nuevo México Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
86. Distrito Adm. de Oaxaca – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
87. Distrito Adm. de Oaxaca Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
88. Distrito Adm. de Orense – División Adm. de Galicia (Reino).
89. Distrito Adm. de Palencia – División Adm. de Palencia.
90. Distrito Adm. de Palma de Mallorca – División Adm. de Mallorca (Reino).
91. Distrito Adm. de Panamá – División Adm. de Santa Fe (Virreinato).
92. Distrito Adm. de Peñíscola – División Adm. de Valencia.
93. Distrito Adm. de Perú Provincia – División Adm. de Perú (Virreinato).
94. Distrito Adm. de Piura del Villar – División Adm. de Perú (Virreinato).
95. Distrito Adm. de Plasencia – División Adm. de Extremadura.
96. Distrito Adm. de Potosí Provincia – División Adm. de Perú (Virreinato).
97. Distrito Adm. de Provincias Internas de Oriente – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
98. Distrito Adm. de Puebla de los Ángeles – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
99. Distrito Adm. de Puerto Príncipe Provincia – División Adm. de Cuba (Capitanía General).
100. Distrito Adm. de Puerto Rico Provincia – División Adm. de Puerto Rico (Capitanía General).
101. Distrito Adm. de Puno – División Adm. de Perú (Virreinato).
102. Distrito Adm. de Querétaro – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
103. Distrito Adm. de Quesaltenango – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
104. Distrito Adm. de Quesaltenango y Totonicay – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
105. Distrito Adm. de Río Hacha – División Adm. de Santa Fe (Virreinato).
106. Distrito Adm. de Salamanca – División Adm. de Salamanca.
107. Distrito Adm. de San Luis de Potosí – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
108. Distrito Adm. de San Luis de Potosí Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
109. Distrito Adm. de San Miguel Provincia – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
110. Distrito Adm. de San Salvador – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
111. Distrito Adm. de San Salvador Provincia – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
112. Distrito Adm. de Santa Marta – División Adm. de Santa Fe (Virreinato).
113. Distrito Adm. de Santander – División Adm. de Santander.
114. Distrito Adm. de Santiago – División Adm. de Cuba (Capitanía General).
115. Distrito Adm. de Santiago – División Adm. de Galicia (Reino).
116. Distrito Adm. de Santiago de los Caballeros – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
117. Distrito Adm. de Santo Domingo Provincia – División Adm. de Santo Domingo (Capitanía General).
118. Distrito Adm. de Segovia – División Adm. de Segovia.
119. Distrito Adm. de Sevilla – División Adm. de Sevilla.
120. Distrito Adm. de Sonora y Sinaloa – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
121. Distrito Adm. de Sonsonate – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
122. Distrito Adm. de Soria – División Adm. de Soria.
123. Distrito Adm. de Tabasco – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
124. Distrito Adm. de Tarazona – División Adm. de Aragón (Reino).
125. Distrito Adm. de Tarma – División Adm. de Perú (Virreinato).
126. Distrito Adm. de Tarragona – División Adm. de Cataluña (Principado).
127. Distrito Adm. de Tenerife y La Palma – División Adm. de Canarias.
128. Distrito Adm. de Teruel – División Adm. de Aragón (Reino).
129. Distrito Adm. de Tlaxcala – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
130. Distrito Adm. de Toledo – División Adm. de Toledo.
131. Distrito Adm. de Toro – División Adm. de Toro.
132. Distrito Adm. de Tortosa – División Adm. de Cataluña (Principado).
133. Distrito Adm. de Trujillo – División Adm. de Perú (Virreinato).
134. Distrito Adm. de Tuy – División Adm. de Galicia (Reino).
135. Distrito Adm. de Valencia – División Adm. de Valencia.
136. Distrito Adm. de Valladolid – División Adm. de Valladolid.
137. Distrito Adm. de Veracruz – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
138. Distrito Adm. de Veracruz Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
139. Distrito Adm. de Verapaz – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
140. Distrito Adm. de Verapaz Provincia – División Adm. de Guatemala (Capitanía General).
141. Distrito Adm. de Vizcaya – División Adm. de Vizcaya.
142. Distrito Adm. de Yucatán – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
143. Distrito Adm. de Yucatán Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
144. Distrito Adm. de Zacatecas – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
145. Distrito Adm. de Zacatecas Provincia – División Adm. de Nueva España (Virreinato).
146. Distrito Adm. de Zamora – División Adm. de Zamora.

***

Por Divisiones Adm. (48):

1. División Adm. de Álava 
– Distrito Adm. de Álava.

2. División Adm. de Aragón (Reino) 
– [1] Distrito Adm. de Borja.
– [2] Distrito Adm. de Calatayud.
– [3] Distrito Adm. de Tarazona.
– [4] Distrito Adm. de Teruel.

3. División Adm. de Asturias 
– Distrito Adm. de Asturias.

4. División Adm. de Ávila 
– Distrito Adm. de Ávila.

5. División Adm. de Baleares 
– Distrito Adm. de Baleares.

6. División Adm. de Buenos Aires (Virreinato) 
– Distrito Adm. de Montevideo.

7. División Adm. de Burgos 
– Distrito Adm. de Burgos.

8. División Adm. de Cádiz 
– Distrito Adm. de Cádiz.

9. División Adm. de Canarias 
– [1] Distrito Adm. de Gran Canaria.
– [2] Distrito Adm. de Lanzarote Fuerteventura Hierro y Gomera.
– [3] Distrito Adm. de Tenerife y La Palma.

10. División Adm. de Cataluña (Principado) 
– [1] Distrito Adm. de Barcelona.
– [2] Distrito Adm. de Cervera.
– [3] Distrito Adm. de Gerona.
– [4] Distrito Adm. de Lérida.
– [5] Distrito Adm. de Tarragona.
– [6] Distrito Adm. de Tortosa.

11. División Adm. de Chile (Capitanía General) 
– Distrito Adm. de Chile (Capitanía General).

12. División Adm. de Córdoba 
– Distrito Adm. de Córdoba.

13. División Adm. de Cuba (Capitanía General) 
– [1] Distrito Adm. de Cuba Provincia.
– [2] Distrito Adm. de La Habana.
– [3] Distrito Adm. de La Habana Provincia.
– [4] Distrito Adm. de Puerto Príncipe Provincia.
– [5] Distrito Adm. de Santiago.

14. División Adm. de Cuenca 
– Distrito Adm. de Cuenca.

15. División Adm. de Extremadura 
– [1] Distrito Adm. de Badajoz.
– [2] Distrito Adm. de Mérida.
– [3] Distrito Adm. de Plasencia.

16. División Adm. de Filipinas (Capitanía General) 
– [1] Distrito Adm. de Manila.
– [2] Distrito Adm. de Nueva Cáceres.
– [3] Distrito Adm. de Nueva Segovia.

17. División Adm. de Galicia (Reino) 
– [1] Distrito Adm. de Betanzos.
– [2] Distrito Adm. de La Coruña Betanzos y Mondoñedo.
– [3] Distrito Adm. de La Coruña.
– [4] Distrito Adm. de Lugo.
– [5] Distrito Adm. de Mondoñedo.
– [6] Distrito Adm. de Orense.
– [7] Distrito Adm. de Santiago.
– [8] Distrito Adm. de Tuy.

18. División Adm. de Granada (Reino) 
– Distrito Adm. de Granada.

19. División Adm. de Guadalajara 
– Distrito Adm. de Guadalajara.

20. División Adm. de Guatemala (Capitanía General) 
– [1] Distrito Adm. de Chiapa.
– [2] Distrito Adm. de Chimaltenango.
– [3] Distrito Adm. de Chimaltenango y Solola Provincia.
– [4] Distrito Adm. de Chiquimula.
– [5] Distrito Adm. de Chiquimula Provincia.
– [6] Distrito Adm. de Comayagua Provincia.
– [7] Distrito Adm. de Costa Rica.
– [8] Distrito Adm. de Costa Rica Provincia.
– [9] Distrito Adm. de Guatemala.
– [10] Distrito Adm. de Honduras.
– [11] Distrito Adm. de Nicaragua.
– [12] Distrito Adm. de Nicaragua Provincia.
– [13] Distrito Adm. de Quesaltenango.
– [14] Distrito Adm. de Quesaltenango y Totonicay.
– [15] Distrito Adm. de San Miguel Provincia.
– [16] Distrito Adm. de San Salvador.
– [17] Distrito Adm. de San Salvador Provincia.
– [18] Distrito Adm. de Santiago de los Caballeros.
– [19] Distrito Adm. de Sonsonate.
– [20] Distrito Adm. de Verapaz.
– [21] Distrito Adm. de Verapaz Provincia.

21. División Adm. de Guipúzcoa 
– Distrito Adm. de Guipúzcoa.

22. División Adm. de Jaén 
– Distrito Adm. de Jaén.

23. División Adm. de La Mancha 
– Distrito Adm. de La Mancha.

24. División Adm. de León 
– Distrito Adm. de León.

25. División Adm. de Madrid 
– Distrito Adm. de Madrid.

26. División Adm. de Málaga 
– Distrito Adm. de Málaga.

27. División Adm. de Mallorca (Reino) 
– Distrito Adm. de Palma de Mallorca.

28. División Adm. de Molina de Aragón (Señorío) 
– Distrito Adm. de Molina de Aragón (Señorío).

29. División Adm. de Murcia 
– Distrito Adm. de Murcia.

30. División Adm. de Navarra 
– Distrito Adm. de Navarra.

31. División Adm. de Nueva España (Virreinato) 
– [1] Distrito Adm. de Coahuila.
– [2] Distrito Adm. de Durango.
– [3] Distrito Adm. de Guadalajara.
– [4] Distrito Adm. de Guanajuato.
– [5] Distrito Adm. de Guanajuato Provincia.
– [6] Distrito Adm. de México.
– [7] Distrito Adm. de México Provincia.
– [8] Distrito Adm. de Michoacán.
– [9] Distrito Adm. de Michoacán Provincia.
– [10] Distrito Adm. de Nueva Galicia Provincia.
– [11] Distrito Adm. de Nueva Vizcaya Provincia.
– [12] Distrito Adm. de Nuevo León Provincia.
– [13] Distrito Adm. de Nuevo México.
– [14] Distrito Adm. de Nuevo México Provincia.
– [15] Distrito Adm. de Oaxaca.
– [16] Distrito Adm. de Oaxaca Provincia.
– [17] Distrito Adm. de Provincias Internas de Oriente.
– [18] Distrito Adm. de Puebla de los Ángeles.
– [19] Distrito Adm. de Querétaro.
– [20] Distrito Adm. de San Luis de Potosí.
– [21] Distrito Adm. de San Luis de Potosí Provincia.
– [22] Distrito Adm. de Sonora y Sinaloa.
– [23] Distrito Adm. de Tabasco.
– [24] Distrito Adm. de Tlaxcala.
– [25] Distrito Adm. de Veracruz.
– [26] Distrito Adm. de Veracruz Provincia.
– [27] Distrito Adm. de Yucatán.
– [28] Distrito Adm. de Yucatán Provincia.
– [29] Distrito Adm. de Zacatecas.
– [20] Distrito Adm. de Zacatecas Provincia.

32. División Adm. de Palencia 
– Distrito Adm. de Palencia.

33. División Adm. de Perú (Virreinato) 
– [1] Distrito Adm. de Arequipa.
– [2] Distrito Adm. de Chachapoyas.
– [3] Distrito Adm. de Charcas.
– [4] Distrito Adm. de Ciudad de los Reyes.
– [5] Distrito Adm. de Cuzco.
– [6] Distrito Adm. de Guamanga.
– [7] Distrito Adm. de Guamanga Provincia.
– [8] Distrito Adm. de Guayaquil.
– [9] Distrito Adm. de Huamanga Provincia.
– [10] Distrito Adm. de Huancavelica Provincia.
– [11] Distrito Adm. de León de Huánuco.
– [12] Distrito Adm. de Lima.
– [13] Distrito Adm. de Nueva Cuenca.
– [14] Distrito Adm. de Perú Provincia.
– [15] Distrito Adm. de Piura Del Villar.
– [16] Distrito Adm. de Potosí Provincia.
– [17] Distrito Adm. de Puno.
– [18] Distrito Adm. de Tarma.
– [19] Distrito Adm. de Trujillo.

34. División Adm. de Puerto Rico (Capitanía General) 
– Distrito Adm. de Puerto Rico Provincia.

35. División Adm. de Salamanca 
– Distrito Adm. de Salamanca.

36. División Adm. de Santa Fe (Virreinato) 
– [1] Distrito Adm. de Panamá.
– [2] Distrito Adm. de Río Hacha.
– [3] Distrito Adm. de Santa Marta.

37. División Adm. de Santander 
– Distrito Adm. de Santander.

38. División Adm. de Santo Domingo (Capitanía General) 
– Distrito Adm. de Santo Domingo Provincia.

39. División Adm. de Segovia 
– Distrito Adm. de Segovia.

40. División Adm. de Sevilla 
– Distrito Adm. de Sevilla.

41. División Adm. de Soria 
– Distrito Adm. de Soria.

42. División Adm. de Toledo 
– Distrito Adm. de Toledo.

43. División Adm. de Toro 
– Distrito Adm. de Toro.

44. División Adm. de Valencia 
– [1] Distrito Adm. de Peñíscola.
– [2] Distrito Adm. de Valencia.

45. División Adm. de Valladolid 
– Distrito Adm. de Valladolid.

46. División Adm. de Venezuela (Capitanía General) 
– [1] Distrito Adm. de Caracas.
– [2] Distrito Adm. de Coro.
– [3] Distrito Adm. de Cumana y Nueva Barcelona.
– [4] Distrito Adm. de Maracaibo.

47. División Adm. de Vizcaya 
– Distrito Adm. de Vizcaya.

48. División Adm. de Zamora 
– Distrito Adm. de Zamora.

***

Fuente: Congreso de los Diputados / Servicios Documentales / Archivo del Congreso / Histórico de Diputados 1810 - 1977 / Buscador Histórico de Diputados

División Adm.: (1810 - 1823)



***