1 may. 2010

Ciudad litúrgica: crítica teológica al capitalismo


Ontmoeting van Abraham en Melchizedek — door Dirk Bouts, 1464–67

La Ciudad Litúrgica
La crítica teológico-política al capitalismo en la ortodoxia radical (Pickstock/Sureau)

Catherine Pickstock. Una ciudad litúrgica
Fuente: Denis Sureau, “Una nueva teología política”. Granada. Editorial Nuevo Inicio (pp. 164-165)

A la ciudad "laica" que separa al hombre de su participación en Dios, Catherine Pickstock le opone la visión cristiano-social de una ciudad litúrgica. La participación en Dios implica una participación social. La renovación del hombre interior se acompaña de la renovación de la comunidad humana, a partir de la Iglesia, concebida como sede inicial de esa ciudad renovada. Ahora bien, sólo por la liturgia el hombre y, por tanto, la sociedad tiene una experiencia de la participación en Dios que rompe la monotonía de la vida secular.

En su magnífico prefacio al librito “Radical Orthodoxy”. Pour une révolution théologique, Catherine Pickstock escribe:

El culto litúrgico no tiene como finalidad primera mejorar la calidad de nuestra vida colectiva, es la culminación misma de esa vida colectiva. Trabajamos, lo queramos o no, en la edificación de una sociedad basada en la justicia cuando de la plusvalía de nuestra producción hacemos colectivamente una obra de belleza, visible para la mirada de Dios... Necesitamos reencontrar el sentimiento de que nuestro trabajo y nuestra vida colectiva sólo pueden encontrar su cumplimiento en una ofrenda litúrgica a Dios. Y por encima de todo, necesitamos penetrarnos del sentimiento de que la caridad... sólo es a fin de cuentas un intercambio de dones; porque si el trabajo humano produce más de lo necesario, esa abundancia, lejos de servir para llenar los cofres de un viejo avaro, debe ser gozosamente ofrecida a Dios, a ese Dios que nutre el juego de ese intercambio de dones entre lo divino y lo humano. Únicamente de esta manera podremos reencontrar el radicalismo de la ortodoxia (Pickstock, Radical Orthodoxy. Pour une révolution liturgique, p. 32).

NOTAS

La Editorial Nuevo Inicio es una iniciativa del Arzobispo de Granada y de unos fieles cristianos, que juntamente ponen esta obra al servicio de la misión de la Iglesia, principalmente en la Archidiócesis de Granada, como parte de su responsabilidad en relación con la dignidad cultural de la fe cristiana, y con el presente y el futuro de nuestra historia. [...] La Editorial Nuevo Inicio quiere ser un instrumento pastoral en la superación del dualismo, sea de corte conservador o liberal, que es la causa singular más importante de la disolución de la Iglesia y de la pérdida de la fe en la sociedad contemporánea.

***